‘Gran Hermano’ es, probablemente, el reality más mítico de nuestro país. El show debutó en nuestras televisiones con la llegada del nuevo milenio y, casi de forma inmediata, cambió por completo nuestra forma de consumir televisión. De aquel ‘experimento social’ se derivaron muchas cosas positivas, pero también otras que no lo son tanto. Y precisamente de esto os venimos a hablar hoy. 

El programa de Telecinco, a lo largo de su historia, ha pasado por varios escándalos, algunos de ellos verdaderamente lamentables. Pero algunos concursantes, fuera de la casa de Guadalix de la Sierra, también han cometido irregularidades y delitos de diversa índole. Y eso es lo que puede llevar a Igor Basurko a pasarse un tiempo tras las rejas. 

Igor y su problema con el juego

Él se convirtió en uno de los concursantes más conocidos de ‘Gran Hermano 14’ y, tras su salida del concurso, tuvo un largo recorrido por otros programas de Mediaset, habiendo estado en ‘Sálvame Deluxe’ o ‘Viva la vida’ entre otros. 

En algunas de esas entrevistas habló de su adicción al juego y de cómo eso había condicionado gran parte de su vida. Por aquel entonces, él se encontraba en una etapa en la que estaba dejando todo eso atrás… pero parece que las cosas no han ido como las tenía previstas. 

Y es que, según ha informado ‘La Vanguardia’, el exconcursante de GH se ha tenido que volver a sentar delante de un juez acusado de un presunto delito de estafa. En este caso, se le acusa de haberse apoderado de la numeración de tarjetas de su mujer para hacer una serie de apuestas por Internet por un valor de 1.475 euros

Es ahora la Fiscalía la que pide para Basurko una pena de cinco años de cárcel y una indemnización de 1.475 euros, que es exactamente la cantidad de dinero que él, presuntamente, habría estafado. 

A todo esto, Igor ya tiene cuatro sentencias condenatorias por otros delitos de estafa, la primera de ellas, de 2016, antes de entrar en el reality, y por la que tuvo que pagar una multa de 320 euros, una cosa menor comparada con el monto que se le reclama en la actualidad. 

Antes de este nuevo proceso judicial, lo único que sabíamos de Igor es que se había abierto una cuenta en OnlyFans, donde llevaba un tiempo intentando sacarse un dinero a base de subir contenido erótico. Visto lo visto, parece que ese nuevo proyecto no le ha salido como esperaba. 

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO