Desgraciadamente, de vez en cuando salen ofertas de trabajo con condiciones precarias y deplorables que rozan la esclavitud. Esto puede incluir salarios por debajo de lo legal, condiciones de inseguridad, obligación de realizar horas extras… y luego hay personas que intentan aprovecharse de muy mala manera. Lamentablemente, la historia de hoy es un ejemplo de ello. Y es que hay gente que da verdadero asco.

Propuestas lamentables

En abril de 2021, la usuaria de Twitter Cris (@pelusapeleona) compartió con todos sus seguidores la desagradable experiencia que le tocó vivir cuando se disponía a encontrar trabajo de limpiadora. Ella, por lo visto, publicó un anuncio en un portal web de empleo… y algunas de las respuestas que le llegaron son como para hacérselo mirar.

En el primer ejemplo que comparte, podemos ver que el supuesto interesado, desde el principio de la conversación, está tratando de darle un doble sentido a las palabras y llegar a lo que de verdad le interesa, que es proponerle un negocio sexual a esta persona. Ella, con todo el criterio del mundo, le dice que si buscase prostituirse, habría puesto un anuncio para eso y no para limpiadora.

Un no parar de despropósitos

Ella misma reconoce sentir miedo con algunas de las propuestas que le hacen… y no es para menos: hay gente en este mundo que está verdaderamente enferma. Esta que os dejamos a continuación es otra conversación con la que Cris se encontró:

Yes que, por lo visto, el hecho de ofrecer un trabajo de limpieza, sí o sí, tiene algún tipo de implicación que va más allá:

El hilo de esta usuaria ha sido todo un éxito y ha recibido mucho apoyo en la red social del pajarito azul. Eso sí, también aterra ver, por los comentarios que dejan otros usuarios, que esto es algo bastante más habitual de lo que pensamos, no tratándose solo de un caso aislado, como algunos podrían argumentar:

Y es que, por lo visto, ser mujer y buscar empleo es algo que, sí o sí, está envuelto en una capa turbia y hasta peligrosa. Y eso no podría ser más lamentable.

Aquí tenemos otro ejemplo de cómo, ofrecer tus servicios para cuidar niños, por el simple hecho de ser mujer, te convierte también en el foco de peticiones impertinentes y asquerosas:

El problema es que, si esto no se ataja a tiempo, puede ir a peor. La crisis por la pandemia tardará en remitir, y lo cierto es que quedan unos meses muy duros por delante que, para gente que esté muy apurada, pueden convertirse en un auténtico infierno. Todavía más viendo lo presente.

A  vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? ¿Alguna vez os ha pasado algo parecido? 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.



SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO