Lo primero que debemos tener claro es que Santa Claus/Papá Noel en realidad es (San) Nicolás de Bari, un obispo cristiano de origen griego del Siglo IV que vivió en lo que actualmente sería Turquía. Él si hizo santo al resucitar a unos niños que habían sido asesinados por su padre y, desde entonces, pasó a ser el patrón de los niños y su día era el 6 de diciembre.

Pero claro, los tiempos van cambiando y, poco a poco, su historia va cambiando y tomando una forma completamente diferente a la original. Con la Reforma Protestante la cosa cambio mucho, los Santos pasaron a un segundo plano y fue el Niño Jesús el que pasó a tomar el relevo con el tema de repartir regalos.

En ese momento, una especie de proto-Papá Noel pasó a ser el ayudante del hijo de Dios y quien vigilaba que los niños se portasen bien. Ahí ya podemos ver a un Santa Claus con un diseño más parecido al que conocemos actualmente. Para el diseño de ese señor mágico con barba blanca, también recibió unas dosis de Odín, dios de la mitología nórdica, y de Zeus, de la mitología Griega.

Desmontando el mito de la Coca-Cola

La cuestión es que, de una forma u otra, Santa Claus ya estaba metido de lleno en la cultura popular… aunque eso de que antes era verde y que, gracias a Coca-Cola se convirtió en rojo es, como mínimo, mentira. Eso sí, como siempre, la verdad tiene muchos matices.

Y es que, a mediados del siglo XIX, las ilustraciones más populares (que no las únicas) de Papá Noel/Santa Claus lo mostraban a él luciendo un atuendo de color rojo. Y es que ese atuendo rojo, probablemente, provenga de las primeras representaciones de San Nicolás de Bari, que ya vestía con unos ropajes en los que predominaba ese color.

Ilustraciones basadas en ilustraciones basadas en ilustraciones…

Entonces viajamos al año 1920, cuando Coca-Cola utilizó a Santa Claus para un anuncio de la marca publicado en el Evening Post y el The Saturday… aunque el diseño era el de un Santa muy serio, que nada tiene que ver con el actual.

Entonces, en 1931, Coca-Cola encargó al dibujante Haddon Sundblom, que se inspiró en el poema «A Visit From St. Nicholas» para su diseño y, en ese poema, del 1823, ya se había coloreado a Santa Claus de rojo en varias versiones. Así pues, Coca-Cola NO creó al Papá Noel rojo, aunque sí ayudó muchísimo a popularizarlo.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: National Geographic.

Por último, os recomendamos que sigáis al canal de YouTube de ‘Yo controlo’, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestro equipo:

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO