Miquel Ricart, único condenado por los asesinatos de Toñi, Miríam y Desirée en el conocido como ‘crimen de las niñas de Alcàsser’, ha sido detenido de nuevo. El autor del crimen, según han informado fuentes policiales, llevaba un tiempo rondando la zona del Raval de Barcelona y, ahora, ha sido arrestado acusado de dirigir un narcopiso en la zona, a sueldo de un grupo criminal de dominicanos.

Ricard, junto con dos detenidos más, fueron trasladados a la comisaría de los Mossos d’Esquadra en la Travessera de les Corts, a la espera de pasar a disposición judicial. Los detenidos operaban en un piso de la calle Aurora de la Ciudad Condal que habían alquilado y, según han informado medios como La Vanguardia, se tomaron muchas molestias en pasar desapercibidos. No lo consiguieron.

Al parecer, Ricart estaba siendo vigilado desde hacía unas semanas y, tras sospechar que podía tratarse del condenado por los crímenes de Alcàsser, los investigadores acabaron por confirmar sus sospechas.

Hay que dejar claro que el hombre no se encontraba en busca y captura y, de hecho, se sabía que llevaba un tiempo vagando por el distrito de Ciutat Vella, siendo uno de los habituales en hacer cola para pedir alimentos en las parroquias de la zona que ofrecen recursos a personas que los necesiten.

Casi una década pasando desapercibido

Hasta donde se sabe, Ricart no había causado ningún problema destacable por la zona en la que se encontraba residiendo desde hace al menos un año. Y es que, recordemos, Ricart quedó en libertad en noviembre de 2013 tras haber cumplido 21 de los 170 años de condena que arrastraba. ¿El motivo? Pues por la aplicación de la doctrina Parot.

Hace apenas un año, a mediados de 2021, los agentes de la Policía Municipal de Madrid que vigilaban un narcopiso en Carabanchel lo identificaron, pero no fue detenido. Ahora, según las más recientes informaciones, Ricart tiene un aspecto completamente diferente al de las imágenes que se tenían de él, estando ahora completamente calvo y sin barba.

Ricart fue el único condenado de aquel terrible crimen ya que Antonio Anglés, el otro autor material, logró huir, permaneciendo en paradero desconocido desde entonces.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos.

Fuente: La Vanguardia.