Natalia Sánchez y Víctor Elías formaron una de las parejas más míticas de personajes adolescentes de la televisión. ‘Los Serrano’ llegó a nuestras pantallas en el año 2003 y rápidamente se convirtió en una de las ficciones preferidas por los espectadores. Las historias de todos los miembros de la familia Serrano brillaron hasta que en el año 2008 Telecinco decidió finalizar la serie tras ocho temporadas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de VÍCTOR ELÍAS (@lalias3)

La actriz lanzó un claro mensaje a Víctor Elías y a Ana Guerra

A lo largo de todo este tiempo, hemos visto a los actores y actrices crecer y nosotros con ellos. En el caso de Natalia y Víctor, que comenzaron siendo tan solo unos niños, se han convertido en unos adultos triunfadores, e incluso ella ya ha formado una familia con el también actor Marc Clotet. La pareja, que reconoció haber tenido una relación en su momento, protagoniza siempre numerosos reencuentros emocionantes.

En los últimos días, la actriz se ha juntado con el que fue su compañero de serie y con Ana Guerra, su actual pareja. Tras pasar unas horas juntos, Sánchez escribió un post en Instagram que ha emocionado a los más nostálgicos. «El viernes volví a disfrutar de estos dos seres de luz encima del escenario y fuera de él. Esta vez, por suerte, sin prisa. Os prometo que me fui a casa con las pilas cargadas», comenzó diciendo Natalia en Instagram.

Dentro del post, La que interpretó a Teté en ‘Los Serrano’ también tuvo unas palabras para Ana Guerra que han generado mucho revuelo en las redes: «Lo de Ana Guerra encima del escenario es… no sé ni cómo describirlo ¡de otro Planeta! Pero es que, en la distancia corta, es para casarte con ella. No sé a qué espera Víctor Elías». Tal y como ha dicho en la publicación, la actriz está deseando ver al que fue su pareja sobre el altar con la cantante.

«Me pasa una cosa muy curiosa», ha escrito Natalia en redes

Para terminar, Natalia ha explicado lo que significa su compañero: «Superando todas las expectativas, como de costumbre. Además, con Víctor, me pasa una cosa muy curiosa desde que somos pequeños y es que, cuando nos vemos, nos desahogamos de todo sin filtro. En mi caso, más, si cabe, que con mi terapeuta». Está claro que la relación entre ambos es de lo más especial y que no se resiente con el paso del tiempo.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cadena Ser