‘La isla de las tentaciones’ irrumpió en nuestras televisiones hace ya más de dos años y, contra todo pronóstico, revolucionó por completo el mundo de los realities, que ya llevaba un tiempo bastante estancado.

Aquella primera edición fue un auténtico éxito y, en general, es la que se recuerda con más cariño por parte de los fans del programa. Y no solo por ser la que lo comenzó todo, sino también por la autenticidad que se pudo percibir en los concursantes…. y porque ver a Christofer corriendo por la playa y gritando «¡Estefanía!» es algo que no se olvida fácilmente.

José y su mala experiencia

Eso sí, el que no recuerda con tanto cariño aquella experiencia fue José Sánchez, uno de los primeros concursantes que acudió a República Dominicana a poner a prueba su amor y que, por lo visto, se arrepiente de haberse sumado a esa aventura.

Él llegó al programa junto a su querida Adelina Seres y, a pesar de que se fue del show prometido con ella, el amor acabó por agotarse a los pocos meses y la relación se fue a pique. 

La cuestión es que, ahora, José ha revelado algunos detalles que no le gustaron demasiado de aquella experiencia: “Se pone en contacto una persona que trabaja en una productora de televisión y nos dice que encajamos a la perfección para fomentar el amor, respeto y fidelidad. Luego lo que vives es otra cosa porque es lo que les interesa”, reveló en el podcast ‘Me voy a ir yendo’.

No solo eso sino que, al poco tiempo, se dio cuenta de que ese programa «no encajaba con él» y que, de alguna forma, «no formaba parte de su camino»

También confesó que, al menos para él, lo peor de todo fue la presión de tener que mantener sus redes sociales e absoluta confidencialidad antes de la emisión del programa, que se graba unos meses antes de que vea la luz.

Amargado por la confidencialidad

Según reveló, estuvo unos seis meses sin poder compartir nada con su pareja en su Instagram a la espera de que se emitiesen todos los capítulos. “No se podía compartir nada, vivíamos como en la sombra y no podía subir fotos con mi novia”, señaló el policía.

José también contó que, respecto al tema del dinero, el reality había sido toda una «decepción» y que se ganaba bastante menos dinero de lo esperado. “Con la chica que hablé de derechos de imagen me dijo que serían unos 6.000 u 8.000 euros”… pero nada más lejos de la realidad.

Cuando fue a firmar, se llevó la sorpresa de que tan solo cobraría 1.000 euros. “Te venden la moto diciendo que el éxito va a venir después y no compensa”, asegura el influencer. “Si lo llego a saber, no voy”, aseguró.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: As.

 



 

Para más curiosidades, no dudéis en echar un vistazo a nuestro programa de entrevistas ‘Yo controlo’ en Cabrotv:

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO