Conocimos a Carlos Navarro en la segunda edición de ‘Gran Hermano’, donde rápidamente se ganó el nombre de «El Yoyas». A los pocos días de entrar en la casa de Guadalix de la Sierra, se convirtió en el primer concursante expulsado de manera disciplinaria de la historia del formato por agredir a la que era su pareja, Fayna Bethencourt. Al salir del programa, ambos continuaron su relación y comenzó el calvario para ella.

Carlos Navarro se encuentra escondido en el bosque

Tiempo después, ella denunció al concursante por malostratos y ganó el juicio. El concursante fue condenado a cinco años y ocho meses de prisión por cometer hasta siete delitos: seis de ellos contra Fayna y sus hijos y el último contra la actual pareja de ella. El pasado 14 de noviembre, Carlos tendría que haberse presentado a los Juzgados de la Paz de Vilanova del Camí para ingresar en prisión, pero decidió no asistir a la cita.

Desde ese momento, se decretó su busca y captura por desobediencia a las autoridades judiciales. Al salir a la luz la noticia, el medio de comunicación Outdoor, se puso en contacto con Fayna para saber cuál había sido su reacción y la concursante aseguró: «Sigo confiando en la justicia». De esto hace ya casi una semana, pero el tema ha vuelto a ponerse de actualidad tras la publicación de unas imágenes de «El Yoyas» y una entrevista publicada por El Mundo.

Imagen: El Mundo

Las redes sociales han estallado contra el medio de comunicación por haberse puesto en contacto con Carlos Navarro y haberle dado voz después de tener una condena por malostratos. Al parecer, el exgran hermano se encuentra en el bosque, donde permanece escondido en un sitio de difícil acceso. Allí, «El Yoyas» vive sin apenas recursos y en una situación que se ha buscado él mismo.

Imagen: El Mundo

«Estoy bien», ha asegurado Fayna en su Instagram

Por su parte, Fayna se dedica actualmente a dar voz a las víctimas de violencia de género, que ella ha sufrido en primera persona y de la que está más que informada. En su perfil de Instagram, cuenta con más de 24.000 seguidores que están pendientes de todo lo que sucede con su caso. «Estoy bien, estamos bien. Eternamente agradecida a todos los que se han preocupado, preguntado y enviado abrazos virtuales de esos modernos que viajan a través de las redes», ha agradecido a través de su cuenta en redes sociales.

Fuente: El Mundo