Las quejas del sector hostelero ante la supuesta falta de camareros es uno de los temas de los que más se habla en verano. En un país como España, siendo la hostelería tan importante, lo previsible es que la demanda de empleo estuviese cubierta… pero no es así. ¿El motivo? Pues, como todo en esta vida, es complejo. Eso sí, con historias como las de hoy (y muchas otras que os hemos traído), parece claro que el sector de la restauración, en muchas ocasiones, tiene unas prácticas de lo más abusivas con sus empleados.

Los trabajadores exigen condiciones laborales dignas y, por su parte, muchos empleadores defienden incluso no pagar las horas extra «porque sería insostenible». En medio de todo esto, @soycamarero, cuenta dedicada a denunciar los abusos del sector de la hostelería, compartió  en junio dde este año un pantallazo de una conversación entre el dueño de un restaurante y un aspirante a trabajar en el mismo.

Explotación sin días libres

“Trabajar unos 74 días seguidos sin librar en temporada alta, si tanta temporada alta es, ¿Por qué no amplían algo la plantilla para poder hacer horarios dignos a los trabajadores? y luego… ¿Por qué no encuentran camareros?”, escribió el perfil de Twitter en su post.

La conversación podemos ver que empieza con el empleador explicando sus condiciones al candidato: trabajar de las cinco de la tarde a cierre, entre 8 y 9 horas (lo que son entre 46 y 63 horas a la semana… y ahora entenderéis mejor esto último). “Asegurando jornada completa para empezar el 19 de este mes”, detalla justo antes de que le pregunten cuáles son los días de fiesta.

“Se paga más porque no hay días de fiesta. Estamos en el paseo, solo trabajamos en verano”, responde el propietario del local sin que le tiemble la voz (sobre todo porque está por escrito, pero ya me entendéis). En ese momento, como es lógico, el candidato insiste en el tema del suelo: «¿Son 1.300 sin fiesta?”.

¿Qué respondió el hostelero a todo esto? “No cerramos en julio y agosto. Gracias por su tiempo”… y ya.

Como ya os podréis imaginar, la indignación en la red social del pajarito azul fue absoluta y fueron muchas las personas que mostraron su indignación con esta situación.

 

Finalmente y para acabar todo esto con un poco de humor, os dejamos un gag de Mr. Bean liándola muy parda en un restaurante:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.