‘First Dates’ es uno de los programas más sorprendentes de nuestra televisión. Sus participantes siguen dejándonos con la boca abierta en cada emisión. Cuando pensábamos que ya lo habíamos visto todo en el formato de Carlos Sobera, siempre llegan nuevos comensales dispuestos a engancharnos un día más al dating show de Cuatro. Desde el año 2016, miles y miles de espectadores al día se quedan pegados al televisor.

Ella buscaba un hombre con el «que se le fuesen los ojos»

En uno de los últimos programas, dos comensales llegaron al restaurante más famoso de la televisión para darle una oportunidad al amor. Ella se llamaba Paula, una joven estudiante de 19 años que venía desde Málaga y que se convirtió rápidamente en la protagonista de uno de los momentos más divertidos. La chica confesó nada más entrar que nunca había estado enamorada y por eso tenía tantas ganas de que ocurriese.

Al poco rato llegó Edu, el joven de 21 años que el programa había decidido presentarle. Cuando entró por la puerta Paula encontró en él a un «cani» de los que tanto le gustan. «Me va a arruinar la vida», dijo en el buen sentido nada más verle. El único gran inconveniente es que él vivía en Almería y ella en Málaga. La distancia, a pesar de que no era tantísima, era un pequeño problema entre ellos.

Paula rápidamente describió el tipo de hombre que estaba buscando: que fuese activo y enérgico, extrovertido y bastante guapo. La concursante quería un chico con el «que se le fuesen los ojos» nada más verle. Algo que sí que ocurrió cuando Edu apareció en escena. Por su parte, él dijo de sí mismo: «Yo a mí mismo me quiero un montón, me dan igual los demás. Yo me quiero y a mí me gusta como soy».

Paula comentó el tatuaje de Edu en el cuello

Una de las cosas es las que se fijó ella nada más verle fue en los tatuajes que Edu tenía. Uno de ellos eran unas alas en la parte trasera del cuello, algo que no pasó desapercibido para Paula, que dijo muy divertida: «Yo es que veo un chico por la calle con alas en el cuello y me encanta. Digo, es cani, me va a arruinar la vida». El resto de la cita fue todo sobre ruedas… pero el problema de la distancia hizo que ella no quisiera tener un segundo encuentro con Edu.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia