Gran parte del trabajo diario de los empleados de seguridad de los controles de los aeropuertos es lidiar con situaciones de lo más surrealistas. Y es que, cuando se escanea una maleta con rayos X, puede aparecer cualquier cosa. Y, en ocasiones, aparecen cosas muy, pero que muy extrañas. Hoy, como ya os hemos adelantado en el título, os traemos uno de esos casos.

Excited 90 Day Fiance GIF by TLC Europe

Hace unos días, el quipo de seguridad del aeropuerto JFK de Nueva York se llevó una sorpresa que solo puede catalogarse de ‘terrible’ y ‘desagradable’ cuando escaneó la maleta de un pasajero.

Se trataba de una persona que se dirigía a Orlando y, cuando ya estaba sentado en el avión, tuvo que bajarse porque habían detectado algo en su maleta: un gato escondido entre su ropa.

Aquí hay gato encerrado

Los profesionales de seguridad detectaron al escanear la maleta, que había sido facturada para viajar en la zona de carga del avión, y no dieron crédito a lo que estaban viendo sus ojos (y que vosotros podréis ver a continuación).

Viendo la surrealista situación, la Administración de Seguridad del Transporte publicó las imágenes del escáner para concienciar e informar a todo el mundo de la terrible ilegalidad que era realizar algo así. De hecho, en las fotos, se aprecia también cómo parte del pelaje del felino sale por una abertura en la cremallera, la cual, suponemos, estaba ahí para que entrase algo de oxígeno al animal.

El animal está a salvo

El gato fue sacado con vida de esta situación, pero la historia podría haber acabado muy mal ya que, de haberlo metido en el avión, muy probablemente habría muerto por falta de oxígeno o aplastamiento.

El propietario de la maleta, pro su parte, negó ser propietario del animal, sino una persona con la que convivía y que, muy probablemente, este se habría metido en la maleta en un despiste. Suponemos que ya es cuestión de cada uno si creerle o no.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.