Cada día, ‘First Dates’ nos trae algunos de los momentos más locos de toda la televisión. El programa de Carlos Sobera da la bienvenida siempre a nuevos participantes que acuden hasta su restaurante con la intención de encontrar el amor. La mezcla de las parejas hace que se den todo tipo de situaciones. Mientras que algunos se van más que felices a sus casas, otros no corren la misma suerte.

«Está muy bueno», dijo ella nada más verle

Arturo y Abigail han sido los dos comensales que han puesto la nota picante a una de las últimas entregas del programa de Cuatro. Ella, una joven 26, se definió como: «Yo soy rara y es lo mejor del mundo. Yo no quiero ser como nadie, quiero ser yo». Arturo, por su parte, se considera un amante de las emociones fuertes y del BMX, con fama de «fucker, de f*******».

Nada más aparecer por la puerta, Abigail dijo: «Está muy bueno y encima tiene tattoos, que eso me pone muchísimo». Además, añadió: «Está para hacerle un favor y todos los que me pida». Después de un primer encuentro en la barra del restaurante, los dos participantes pasaron a la mesa en la cenaría juntos. Cuando él le ofreció a ella probar su plato, Abigail dijo: «No soy escrupulosa, peores cosas me he metido en la boca».

La temperatura del local fue subiendo poco a poco y después de cenar, pasaron a un sitio más íntimo en el que les tocó jugar con dos dados. Uno indicaba una parte del cuerpo y el otro lo que tenían que hacer. Ambos tiraron los dados y salió: lamer y labios. En ese momento, a Arturo ya se lo notó algo incómodo y reconoció ante las cámaras que no le gustaba su cita y que había intentado hacérselo notar.

Abigail quiso tener una segunda cita con Arturo

A pesar de sus declaraciones a cámara, Arturo cumplió con el juego propuesto por el programa y Abigail le lamió los labios, tal y como habían marcado los dados. Cuando llegó el momento de tomar una decisión, ella dijo que quería tener una segunda cita con él, pero Arturo prefería que no, ya que reconoció no haber sentido esa «chispa» que tan necesaria es en algunos casos.

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.