Los nuevos productos de Mercadona suelen ser sinónimo de intriga y curiosidad. La cadena de supermercados es una de las más populares de nuestro país, siendo conocida principalmente por el amplio y variado catálogo de productos que ofrecen sus propias marcas con una gran relación precio-calidad.

Mercadona es una fuente constante de innovación: cada mes, la cadena valenciana lanza nuevos productos a precios asequibles para el consumidor, algo que siempre llama nuestra atención, pero hay cosas y cosas… y su última gran novedad no ha gustado a todo el mundo.

Manda huevos…

La Dra. Elena Casado Pineda, médico especialista en Anestesiología y Terapia del Dolor con máster en anestesiología pediátrica y conocida en redes sociales como @Medicilio, compartió la semana pasada una imagen de lo que se encontró en un Mercadona de Valencia y que la dejó sin habla.

«Nos vamos a la mierda«, escribía Elena. Y es que el producto en cuestión era un plato precocinado consistente en dos huevos fritos que se venden a 1,80 euros el pack. Según indica el envasado, tan solo hace falta recalentarlos 30-40 segundos en el microondas sin abrirlo ni perforarlo y ya estarían listos para comer.

AQUÍ OS DEJAMOS EL TUIT

 

La polémica está servida

El producto ha dado inicio a un intenso debate en Twitter: hay personas que lo ven «innecesario» y critican la cantidad de plástico usada, mientras que otros consideran que es algo útil, especialmente para personas con movilidad reducida, y si Mercadona lo ha puesto a la venta es porque tiene un mercado. A continuación, os dejamos algunos de los tuits más destacados:

Por último, os recomendamos que sigáis el canal de YouTube de ‘Yo controlo‘, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestro equipo:

Y vosotros, ¿qué pensáis del nuevo producto del Mercadona? ¿Creéis que tendrá éxito?

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: huffingtonpost