Los registros del Libro Guinness de los Récords son disparatados y estrafalarios de por sí. Desde que se publicara la primera edición en 1955, se han vendido miles de copias que han recopilado muchísimas «gestas» que nos han dejado a todxs con la boca abierta. Sin embargo, algunas de estas hazañas que podemos encontrar llaman la atención por la historia que hay detrás. Por ejemplo, en este caso, dicho récord tiene origen en una enfermedad rara.

La tailandesa Supatra «Natty» Susuphan, apodada cruelmente como Chewbacca, se hizo conocida siendo una niña a raíz de recibir el título oficial de la mujer más peluda del mundo. En aquel entonces se hizo viral, pero unos años después su vida dio un giro de 180 grados y volvió a llevarse todos los focos. 

chicamaspeludaamor

La ciudadana de Bangkok sufre del raro síndrome de Ambras, conocido como el síndrome del hombre lobo o hipertricosis. Se trata de una condición genética que ha afectado a unas cincuenta personas desde la Edad Media.

Aparentemente podría ser un patrón autosómico de herencia, aunque también se puede adquirir en respuesta a medicamentos o también debido a alteraciones endócrinas.

¿Qué es el síndrome de Ambras?

El síndrome de Ambras es una enfermedad congénita de la piel caracterizada por un crecimiento excesivo del cabello en todo el cuerpo, con la excepción de las palmas de las manos, las plantas de los pies y las membranas mucosas.

Las personas con síndrome de Ambras tienen un crecimiento excesivo de pelo vellus (suave, fino y corto), especialmente en la cara, las orejas y los hombros. También pueden tener anomalías faciales y dentales.

chicamaspeludaamor1

En 2010, se le otorgó a Supatra el premio Guinness de los Récords como la adolescente más peluda del mundo aunque de pequeña fue sometida a un tratamiento de depilación láser, pero no funcionó. «No me siento nada diferente a los demás y tengo muchos amigos en la escuela… Ser peluda me hace especial«, explicó a Guinness World Records.

chicamaspeludaamor2

Tuvo que hacer frente al acoso

Supatra siempre ha intentado ser positiva a pesar de haber pasado por momentos muy duros a lo largo de su vida. En la escuela, le hacían bullying llamándola «Mujer lobo» y «Chewbacca», entre otros nombres realmente desagradables.

«Había unas pocas personas que solían molestarme y llamarme ‘cara de mono’, pero ya no lo hacen. Estoy muy acostumbrada a esta condición. No puedo sentir el cabello, ya que siempre ha sido así. No siento nadaA veces es complicado ver porque el cabello crece. Espero que algún día me pueda curar», afirmaba Supatra.

chicamaspeludaamor6

El momento del cambio

En 2018, a la edad de 17 años, su vida dio un giro de 180º tras haber decidido dar un paso importante: llevar la cara afeitada. Su padre, Samrerng, aseguró en ese momento que no estaba curada y que simplemente había empezado a afeitarse el rostro.

chicamaspeludaamor10

Asimismo, Natty contrajo matrimonio, viviendo una etapa que la hizo muy feliz: «No solo eres mi primer amor, eres el amor de mi vida«, publicó su marido en las redes. Supatra siempre ha sido un ejemplo de superación minimizando sus problemas y viviendo una vida normal más allá de lo que la gente pueda haberle dicho a ella o su familia.



En vez de esconderse, siempre ha sido abierta con su enfermedad indicando que la hace especial y posando sin complejos en fotografías.

chicamaspeludaamor11

Ahora Supatra tiene 24 años y desgraciadamente no hemos tenido noticia de ella desde que su historia se viralizara en las redes sociales en 2018, pero esperamos que sea muy feliz y pueda seguir adelante con su vida pese a su rara condición.

¿Qué opináis de la enfermedad de Supatra? 

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque los hemos hecho con mucho cariño). 

Fuentes: express dailymail

Por último, os recomendamos que sigáis el canal de YouTube de ‘Yo controlo‘, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestro equipo:



SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO