La temporada número 13 de ‘La que se avecina’ ya ha aterrizado en Prime Video con sus tres primeros capítulos y, como era de esperar, no ha dejado indiferente a nadie… para lo bueno y para lo no tan bueno.

Esta temporada ha llegado con muchísimos cambios que han provocado muchísimos comentarios en las redes sociales. La mayoría de las nuevas tramas, por ejemplo, han sido muy aplaudidas, en particular todo lo relacionado con el nuevo edificio que comparten los vecinos, que ya están completamente mudados de Mirador de Montepinar.

De hecho, podríamos decir que la totalidad de las quejas se las ha llevado un solo personaje y, más concretamente, lo que la serie ha querido hacer con él. Eso sí, si queréis seguir leyendo, tenéis que saber que hay cosas que podrían considerarse SPOILERS de la serie.

CUIDADO SPOILERS

La cuestión es que, si ya visteis la serie (al menos el primer capítulo), os habréis dado cuenta de que el personaje al que da vida Miren Ibarguren ha reaparecido completamente cambiado y, a nivel de guion, se nos ha dicho que ahora sufre de ‘obesidad’. Pero es que claro, el detalles es que la actriz está caracterizada con maquillaje de esa forma ya que ella no sufre de obesidad.

En las fotos, compartidas por la propia actriz, podemos ver parte del proceso de maquillaje que siguió para poder lucir como luce en esos primeros capítulos. Esto, como ya os podréis imaginar, le ha valido unas cuantas críticas por, presuntamente, «fomentar la gordofobia».

Esta es la publicación:

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Miren Ibarguren (@mirenib)

«No pretendo criticar a la actriz porque ella está haciendo su trabajo. Simplemente creo que estamos en un punto en que creo que quien pilota debería replantearse este tipo de decisiones«. Escribió en su cuenta de Instagram la modelo y activista ‘body positive’ Ana Pizarro.

«Estar gordo no es un disfraz, es una realidad que lamentablemente tiene muy poco representación en la industria. Me parece muy peligroso que a estas alturas de la película nos gastemos el dinero en hacer «trajes de gordo» en vez de invertirlo en pagar a una persona gorda real para que intérprete el papel», añade la influencer en sus stories.

«¿Podríamos cuestionarnos por qué el planteamiento de guion hace que un actor tenga que disfrazarse de gordo? Hay millones de historias y miles de conflictos que puede afrontar un personaje en una trama. Estamos en 2022, este tipo de propuestas quedan obsoletas y estoy segura de que los que pilotan pueden ofrecer historias más originales y no tan casposas en las que no sea necesario representar un colectivo de una manera tan hiriente. Vuelvo a decir, el guion no justifica que no se puedan hacer las cosas de otras maneras. Estar gordo no es un maldito disfraz», añade la fotógrafa y modelo.

Pizarro también reclama más visibilidad para los actores y actrices ‘gordos’ que, según ella, apenas tienen representación en las principales producciones televisivas y cinematográficas.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Sensacine.



SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO