Llega un momento de nuestras vidas que cuando queremos darnos cuentas estamos rodeados de pornografía. Es una de las industrias que más dinero mueve y es que todos en algún instante de nuestras vidas, al menos, hemos sido consumidores de este tipo de cine. Internet está plagado de contenido para adultos y en aplicaciones como Twitter, donde no existe la censura, ocurre lo mismo.

En los últimos tiempos, se ha generado mucho debate en torno al cine para adultos y las conductas que se suelen repetir dentro de la pornografía. Esto ha hecho que muchas productoras intenten hacer porno con una mirada más feminista. Ahora, gracias a la sexóloga Ana Lombardía (@lombardiaana), sabemos cuáles son los beneficios de dejar de consumir porno.

«Está afectando muy negativamente», ha dicho la sexóloga

«En la consulta veo a diario a un montón de personas que se han acostumbrado a ver pornografía en su vida diaria… y cómo este hábito les está afectando muy negativamente», comenzó diciendo en su cuenta de Instagram la también psicóloga.

«Recordemos que el porno es ficción y que es muy fácil acostumbrarse y habituarse a la estimulación tan potente que nos ofrece. Cuando intentamos dejar de consumir pornografía es frecuente que al principio nos cueste excitarnos y llegar al orgasmo», continuó explicando la profesional. Después, hizo una lista de todas las cosas que pueden mejorar después de decidir no ver más porno durante un tiempo.

Somos mejores amantes: Dejaremos de imitar conductas efectivas solo en la ficción. No es buena opción tomar el porno como referencia.

Los encuentros sexuales se vuelven más placenteros y realistas: Las expectativas que tenemos después de ver porno distan mucho de las posibilidades reales.

Recuperamos la capacidad de fantasear: Nuestra imaginación se vuelve más vaga cuando nos centramos únicamente en las imágenes que estamos viendo en la pantalla.

Volvemos a excitarnos con estímulos cotidianos y reales: La estimulación que conseguimos a través del porno es tan alta que luego cualquier cosa nos puede parecer poco.

Reconectamos con nuestro cuerpo y sus sensaciones: Al masturbarse con el porno nos centramos únicamente en la pantalla, dejando nuestro cuerpo en un segundo plano.

Por último, os recomendamos que sigáis el canal de YouTube de ‘Yo controlo‘, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestro equipo:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: YASSS

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO