Tener pareja no es sinónimo de tener relaciones sexuales de forma regular (y quien te diga eso, o miente o no ha tenido pareja estable en su vida). La relación es cambiante a lo largo del tiempo y, por lo tanto, también lo es la forma y la regularidad con la que practicamos sexo.

Mandy Moore Love GIF by This Is Us

Puede que, al principio, la relación esté en un punto más ‘fogoso’ y la cantidad de coitos sea mayor, pero, a medida que avance el tiempo, la cosa se ‘regularice’ un poco más, pasando incluso por etapas en las que el sexo sea más bien escaso. Y lo que aquí nos preguntamos es, ¿es esto último una mala señal? ¿Hay algo que no funciona? Pues vamos a verlo.

¿Qué nos dicen los estudios?

Lo primero es acudir a la ciencia y, más concretamente, a un estudio realizado por la Universidad de Toronto, en el que se buscaba determinar la cantidad de veces que debíamos tener sexo a la semana estando en pareja con tal de sentir ‘satisfacción’. La respuesta, puede que para sorpresa de muchos, es UNA vez por semana.

Gay Kiss GIF

Amy Muise, responsable de la investigación, explicó que en una pareja hay muchos factores que determinan la calidad de la vida sexual de la misma: trabajo, rutinas, ansiedad, disponibilidad… y todo esto sin tener en cuenta que cada pareja es muy diferente y que, dentro de la pareja, cada una de las partes, a su vez, también tiene unas exigencias diferentes.

Y es en esto último que tenemos que fijarnos a la hora de entender lo que está pasando y buscar una solución: el diálogo y el entendimiento con nuestra pareja. Puede que nosotros tengamos más ganas de hacerlo que nuestra pareja, y será entonces cuando deberemos buscar el motivo, el origen de esta diferencia.

Eso sí, siempre teniendo en cuenta que las prisas y, sobre todo, la presión es el peor de los remedios. No se trata de que nos sintamos frustrados, pero tampoco de que nuestra pareja (o nosotros) se vea ‘obligada’ a hacerlo aunque no le apetezca. Porque es entonces cuando podemos salir heridos.

¿Qué hacer entonces? Pues tenemos unas propuestas

1Cuidado con el cansancio

Si tenéis jornadas extenuantes, puede que esperar a la hora de irse a dormir no sea la mejor de las opciones: el cuerpo está vacío de energías y lo más probable es que uno de los dos no quiera. Quizá es mejor hablarlo con tu pareja y ‘planearlo’ para ese momento que vaya mejor, incluso si hay que esperar al fin de semana.

2Cuidado con las prisas

Hacerlo con prisas, agobio y demás, lo más probable es que, más que placer, acabemos teniendo unas dosis altas de ansiedad. Y ese no es el mejor de los planes.

Heart Love GIF by Declan McKenna

3Lo que más os guste

No hay que obsesionarse con la penetración: el sexo es muy amplio y, si preferís sexo oral, masturbación u otro tipo de prácticas que no requieran necesariamente de penetración, adelante.

4La importancia de la simetría

Ambos tenéis que llegar al orgasmo, eso es incuestionable. Hasta aquí este consejo.

5No dudes en tirar de ‘herramientas’

Lubricantes, juguetes sexuales, un par de esposas… hay muchos artículos que pueden ayudarnos a darle un punto diferente a nuestras relaciones y, en muchos casos, esto puede reavivar la llama en la cama.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.



Fuente: Yasss.

Por último, os recomendamos que sigáis al canal de YouTube de ‘Yo controlo’, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestro equipo:

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO