Si conseguir trabajo ya es algo de por sí bastante complicado, hacerlo en una gran empresa y, además, en un puesto de responsabilidad, lo es todavía más. Pasar por este tipo de entrevistas es de lo más complicado y estresante y, en general, las posibilidades de salir de forma victoriosa son más bien bajas.

Season 3 Nbc GIF by The Office

En este sentido, hace unos años (cuando vivía, evidentemente), Steve Jobs contó uno de los métodos que utilizaba para saber si un candidato era el adecuado para el puesto que se postulaba o no. Y a ese método lo llamó «la prueba de la cerveza».

Lejos de ser un método complicado y enrevesado, lo cierto es que, básicamente, consistía en preguntarse «¿me iría a tomar una cerveza con él y con el resto de los compañeros de trabajo?»; en función de la respuesta, esa persona podía estar dentro de la empresa o no.

«Cuando decido contratar o no, siempre me pregunto si me tomaría una cerveza con esta persona y si me gusta su compañía», contó el fundador de Apple en una entrevista en 1998 para el libro In the Company of Giants: Candid Conversations With the Visionaries of the Digital World.

Una cerveza para conocerse mejor

Para Jobs, lo importante de esta pregunta es que servía para determinar si el candidato ‘encajaba’ con la «cultura» de la empresa, cosa que era indispensable para, a largo plazo, poder estar en la misma y ser productivo.

Jobs también destacó la importancia de conocer a la persona en un contexto diferente al laboral. De esa forma, se conoce mejor la personalidad del candidato y si puede o no adaptarse con facilidad a pesar de estar fuera de su zona de confort.

Así pues, Jobs se llevaba a los candidatos a dar una vuelta, a tomar una cerveza y a charlar con ellos, realizándole todo tipo de preguntas. «Cuéntame qué hiciste el verano pasado» o «¿Cuándo fue la última vez que lograste algo?», son solo algunas de las preguntas que realizaba el empresario aunque, eso sí, aseguraba que no había una respuesta correcta o incorrecta, simplemente era una forma de conocerse mejor.

A vosotros, ¿qué os parece este método de contratación?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO