Hoy estamos ante una de esas noticias polémicas donde las haya. Hace unos días, la compañía de aviación American Airlines generó un fuerte revuelo a raíz de la respuesta que le dio a una pasajera que se quejó de haber volado «atrapada entre dos personas obesas».

crowd plane GIF by South Park

Ya sabemos desde que existe la aviación que volar en clase turista se presta a situaciones de todo tipo: volar al lado de un bebé que no para de llorar, en medio de una pareja que no para de discutirse o al lado de un señor que se queda dormido en tu hombro. Tener un asiento «malo» es algo bastante común en este tipo de vuelos y la incomodidad suele ser la norma.

Pero claro, la pasajera que protagoniza nuestra historia de hoy se quejó por una cosa que cae dentro de una zona verdaderamente espinosa.

«Estoy enclavada entre dos personas obesas»

Sydney Watson, la viajera ‘afectada’, recurrió a Twitter para quejarse de su mala experiencia en el vuelo con la aerolínea: «Actualmente estoy, literalmente, enclavada entre dos personas obesas en mi vuelo», señaló en su publicación.

«Esto absolutamente inaceptable, no está bien. Si las personas gordas quieren ser gordas, está bien. Pero es algo completamente diferente cuando estoy atrapado entre ellos, con su brazo rodando sobre mi cuerpo, durante 3 horas», continuó expresando (de muy malas formas) en su publicación.

Su enfado era tremendo y siguió aportando detalles de la situación en la que se encontraba: «Todo mi cuerpo está siendo tocado en contra de mis deseos. Ni siquiera puedo poner los reposabrazos a ambos lados porque no hay jodido espacio», y prosiguió: «Estoy harta de actuar como si la gordura hasta este punto fuera normal. Déjame asegurarte que no lo es», señaló la cliente, ya metiéndose de lleno en una polémica que, como os podréis imaginar, no iba a dejar indiferente a nadie.

Y zanjó con un: «Si necesitas un extensor de cinturón de seguridad, estás DEMASIADO GORDO PARA ESTAR EN UN AVIÓN. Compra dos asientos o no vueles». Watson, además, etiquetó a la compañía para que le llegase el mensaje. Y le respondieron.

American Airlines, a través de su perfil oficial en la red social del pajarito azul, contestó: «Nuestros pasajeros vienen en diferentes formas y tamaños. Lamentamos que se sintiera incómoda en su vuelo».

La aerolínea, además, señaló que ofrece «una variedad de tamaño y estilos de asientos, para que sus clientes puedan seleccionar lo que mejor se adapte a ellos».

La reacción de los usuarios no se hizo esperar

Algunos usuarios se indignaron muchísimo con la respuesta de la aerolínea, asegurando que le habían dado a Watson una respuesta inaceptable: «Me ha pasado esto varias veces en American y Sydney tiene razón, ¡NO es aceptable!», señaló otro supuesto cliente de la compañía.

Otras personas, sin embargo, reprocharon a la compañía que no tuviera asientos ‘adaptados’ para las personas que sufriesen de este tipo de obesidad, llegando incluso a asegurar que la aerolínea «odiaba a las personas gordas».

Como os podréis imaginar, también hubo quienes criticaron sin matices las palabras de la doctora Watson (que no sabemos si es realmente doctora), asegurando que el trato que dio a sus compañeras de viaje fue inaceptable.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo eso?



Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO