Por desgracia, cuando un país atraviesa un duro momento económico, aumentan las personas que no tienen más remedio que vivir en la calle. En las grandes ciudades nos hemos acostumbrado a ver la imagen de un indigente pasando la noche a la intemperie o rebuscando en la basura.

Ed Stafford es un investigador británico que antiguamente fue capitán del ejército británico y actualmente se dedica a la televisión. En 2019, el hombre lideró un proyecto llamado ’60 días en la calle’, un documental para Channel 4 que, como su propio indica, consistía en tener que pasar hasta dos meses haciendo vida en la calle, incluidas las noches. Para grabar el documental, Ed tuvo que dejar su vida con su familia para vivir la extrema experiencia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Channel 4 (@channel4)

Ed recaudaba entre 100 y 200 libras por noche

Uno de los principales objetivos del programa era que Ed descubriese por sí mismo lo que supone tener vivir en la calle sin ningún tipo de ayuda. El hombre, que en aquel entonces tenía 43 años, está acostumbrado a vivir todo tipo de experiencias arriesgadas. Anteriormente ya había vivido la misma cantidad de días en una isla desierta en la que tuvo que buscarse la vida para poder sobrevivir. Tal y como reconoció, ese fue el experimento más duro que había realizado hasta la fecha para Channel 4.

Durante los 60 días que Ed Stafford pasó en la calle, se dio cuenta de algún que otro detalle que marcó su experiencia. Estando en Londres, el hombre era capaz de recaudar en 100 y 200 libras de personas generosas en tan solo una noche, una media bastante superior a los sueldos de los trabajadores. En cuanto a su alimentación, Ed pensó que iba a pasar mucha hambre viviendo en la calle, pero todo cambió cuando lo descubrió por sí mismo.

Varias personas voluntarias, hasta 26 que contó él, se dedicaban a distribuir la comida restante de hamburgueserías o locales de comida rápida para todos los indigentes de la zona. De esta manera, el investigador terminó engordando hasta 5 kg al final de los dos meses. Ed reconoció que comió cantidades por encima de sus posibilidades y contó que algún otro indigente se quejó porque le estaban sobrealimentando.

Stafford asegura que muchas personas fingen vivir en la calle para ganar dinero

Una de las cosas más complicadas fue con respecto a su higiene. El hombre solo podía utilizar los inodoros y los grifos de los baños de distintas cafeterías que le permitían la entrada. Lo que más sorprendió a Ed fue que el dinero que muchas personas le dan a las personas indigentes, muy pocas veces va destinado a sus principales necesidades. El investigador vio cómo ese dinero es utilizado para comprar drogas o bebidas alcohólicas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de ED STAFFORD (@ed_stafford)

Lo más sorprendente para Stafford fue comprobar que algunas personas fingían vivir en la calle para ganar dinero y que cuando recaudan una buena cantidad, se vuelven a su casa para darse una ducha y dormir bajo el edredón. A pesar de la violencia a la que se enfrentan los indigentes por parte de otros ciudadanos, Ed tiene claro que nunca más volverá a darle dinero a un indigente.

Finalmente, os dejamos un vídeo con el que os podéis hacer una idea de cómo fue su experiencia (lo podéis ver al completo en el canal de Youtube de Channel 4 Documentaries):

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Difundir

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO