Poca duda hay de que la serie de Netflix de Jeffrey Dahmer ha sido una de las producciones más  impactantes y más comentadas del año (para lo bueno y para lo malo). La serie de Ryan Murphy nos mete en la piel de uno de los mayores asesinos en serie de la historia de los Estados Unidos, al que da vida de forma magistral Evan Peters, y nos muestra cómo fue se desarrollaron sus crímenes y, sobre todo, cómo fue posible que nadie lo pillase en tanto tiempo.

Hacer Dahmer no fue una tarea fácil para los implicados, y no nos referimos solo a nivel moral. Técnicamente fue una labor muy compleja, particularmente para Peters, el protagonista de la misma y quien carga todo el peso interpretativo a lo largo de los 10 capítulos que conforman esta historia.

Construyendo al asesino

El actor reconoció que, cuando le ofrecieron el papel, sintió auténtico «terror» por el desafío que iba a suponer meterse en la piel de ese monstruo. A pesar de eso, pensó que sería un reto artístico importante. Ahora, ha contado cómo hizo para dar vida al asesino en serie.

Según Peters, estuvo preparándose durante meses para el papel, antes si quiera de empezar con el rodaje de la serie. De hecho, reveló que llegó a grabar una cinta de audio de 45 minutos con tal de estudiar la forma que tenía Dahmer de hablar. Confesó que se ponía esta cinta casi en bucle todos los días hasta que comenzó el rodaje.

Meses metido en la piel de Dahmer

En total y según sus propias palabras, estuvo cuatro meses preparándose para dar vida al personaje “más seis meses de rodaje”; un total de 10 meses metido en la piel de un despiadado asesino que, como él mismo confesó, le ha acabado marcando en cierta forma.

“Dahmer tenía siempre la espalda muy recta y no movía los brazos al caminar, así que puse pesas en mis brazos para ver cómo se sentía. También usé sus zapatos con alzas, sus jeans, sus gafas, y procuraba tener un cigarrillo en la mano en todo momento”, reconoció el actor.

“Quería que todas estas cosas, estas cosas externas, fueran una segunda naturaleza cuando ya estuviéramos grabando, así que vi muchas imágenes”, señaló el actor antes de explicar que también contó con un experto en dialectos para poder acercarse lo máximo posible al de Dahme: “tenía una forma de hablar muy distinta”. “Sí, fue una búsqueda exhaustiva, tratando de encontrar momentos privados, instantes en los que no parecía estar cohibido”, zanjó el actor.

Eso sí, tras todo este tiempo «dentro» de Dahmer, no tuvo demasiadas dificultades a la hora de dejar atrás al personaje: “Ahora es el momento de traer la alegría y la ligereza y ver algunas comedias y romances, y volver a St. Louis y ver a mi familia y amigos”.

Os dejamos el tráiler de la serie:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: As.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO