Pocas cosas alegran más a un niño que su fiesta de cumpleaños. Es un día que, por lo general, llevan esperando todo el año y en el que, normalmente, comparten con sus amigos y reciben un montón de regalos. Es un día ilusionante, en el que la euforia está a flor de piel… y esto es algo que, en ocasiones, puede ser un arma de doble filo. Y cuando leáis toda la historia que os traemos hoy lo entenderéis.

Todo ocurrió durante la fiesta de un niño en Perú. La celebración tenía absolutamente todo lo necesario para que fuese un éxito, desde una abundante y surtida merienda, hasta una piñata bien colgada dispuesta a ser molida a palos, por no mencionar a una payasa que habían contratado para animar el cotarro; todo estaba predispuesto para ser un éxito.

Un espectáculo con final inesperado

La alegría de los infantes era total y, como podéis ver en el vídeo, estaban disfrutando muchísimo del espectáculo que le estaba dando la animadora. Y todo habría seguido así si no fuese porque, durante el momento del show en el que la payasa decidió hacer su número de la soga mágica, la cosa se torció por completo.

Ella, a modo de broma, le dijo a los menores que la soga en cuestión estaba «hipnotizada para detectar a las madres que habían asistido a la fiesta solo para comerse la merienda». Pero claro, luego dijo que la soga también podía detectar a «los padres que habían engañado a sus esposas»… y ahí se lio.

Fue entonces cuando un niño que estaba sentado en la primera fila, sin dudarlo ni un solo segundo y, probablemente, sin saber que acabaría protagonizando unos cuantos titulares, grito: “¡Mi papá, mi papá!¡Mi papá engaña a su esposa!”.

Aquí tenéis el momento:

@leidyrosales8 #parati #tiktok #frypgシ #humor #payasos ♬ sonido original – Leidy Rosales

Como ya os podréis imaginar, al oír esto, se escuchó una risa nerviosa por toda la sala, empezando por la payasa, que no sabía dónde meterse. No sabemos cómo acabó la cosa, pero no parece que haya habido ningún desastre, ya que fue la propia animadora la que compartió el vídeo en su cuenta de TikTok donde, por cierto, ha sido todo un éxito, con más de 3.1 millones de reproducciones y más de 100.000 ‘me gusta’.

La grabación es muy divertida y el momento es digno de una buena película de comedia… ahora, esperemos que el niño no se haya llevado un castigo por exponer de esa forma la vida íntima de sus padres.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Yasss.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO