William Levy se ha convertido, sin la más mínima duda, en uno de los galanes de telenovela más galanes de la actualidad (no sé si quiera si esa frase tiene sentido, pero ya me entendéis).

Él, en Latinoamérica, ya era un rostro bastante reconocido y querido, pero no ha sido hasta el estreno (y el megaéxito) de ‘Café con aroma de mujer’, que el Cubano consiguió ganarse el corazón de todo el planeta (y que la novela se estrenase en Netflix ayudó bastante, la verdad).

Es uno de los actores del momento y, por lo tanto, arrastra a una legión de fans que besan el suelo por donde él camina. De hecho, en su visita a ‘El Hormiguero’, el programa reconoció que hubo récord de peticiones para asistir como público a esa jornada. Y es que no es para menos, la verdad.

Uno de los actores más atractivos del mundo

William, además, está considerado actualmente como uno de los actores más atractivos del mundo. Es físicamente imponente y tiene uno de esos rostros que uno se imagina que tenían los dioses griegos; para mucha gente, este señor es simplemente «perfecto».

Pero hoy, como os adelantamos en el título, os vamos a hablar de otra etapa del actor… y es que, por lo visto, el no siempre fue así. Según señalaron varios medios del corazón como Socialité, el actor, hace unos años, sufrió una notable pérdida de pelo.

Em 2012, fue el propio Levy el que reconoció estar sufriendo de alopecia androgenética (la calvicie de toda la vida), y eso fue algo que, durante mucho tiempo, lo acomplejó bastante, por lo que siempre prefirió «esconderla».

Esto, claro está, llegó a un punto en el que ya no podía disimularse, y fue cuando el actor decidió ponerle «remedio» por la vía médica: decidió someterse a un injerto capilar. De hecho, según se sabe, el actor se habría tenido que someter a un injerto de más de 5.000 pelos, por lo que no fue un procedimiento precisamente rápido.

Según el doctor Gómez Villar en Socialité, este no habría sido el único retoque estético al que se habría sometido el actor. «Otro de los retoques posibles es un aumento de pómulos, y, muy posiblemente, se habría rellenado la ojera», detalló el especialista.

A vosotros, ¿Qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO