Violeta Mangriñán está teniendo un año de lo más movidito. Está todavía adaptándose a su reciente estrenada maternidad, a la vez que retoma su trabajo como influencer de éxito (que nada es tan fácil en esta vida). Ella, como siempre, utiliza sus redes sociales para mostrar algunos de los aspectos de su vida, los buenos… y los no tan buenos. Y es que, cuando se trata de desahogarse, no hay nada como hablar un ratillo con sus más de 2.2 millones de seguidores.

Así pues, hace unos días, la televisiva utilizó sus redes sociales para contar la desagradable experiencia que vivió su hermana, Lila, en una entrevista de trabajo para optar a un puesto como azafata en una conocidísima aerolínea.

Amor de hermana

La cuestión es que, según contó Violeta, su hermana estaba de lo más ilusionada por su entrevista… pero lo cierto es que no pudo ni llegar a hacerla: cuando la entrevistadora le preguntó si tenía algún tatuaje, y ella le dijo que tenía uno «muy pequeñito, que no se ve», por lo visto, le soltó «Pues vete y cuando te lo quites, vuelves».

Violeta, como comprenderéis, se quejó precisamente de este punto: no de que no le diesen el trabajo, sino del trato que recibió por parte de la entrevistadora. «No es forma de tratar a nadie», expresó la exconcursante de ‘Supervivientes’.

Su hermana, destrozada por la entrevista

«Mi hermana está llorando desconsoladamente en casa y no quiere ni hablar, ni conmigo ni con mi madre, me da una pena», detallaba Violeta, que tampoco podía contener las lágrimas por todo lo que le estaba pasando a su hermana pequeña. «Si son las leyes de la compañía, me parece genial, pero hay maneras y maneras de tratar a la gente. La señora no ha dejado a mi hermana ni hablar y la ha tratado como a un perro».

«No sé quién es la señora que le ha hecho la entrevista a mi hermana, pero solo espero que no tenga hijos o hijas y que, desde luego, si las tiene, que cuando vayan a una entrevista de trabajo no las traten como ella ha tratado a mi hermana«, comento la extentadora, que también se disculpó con sus seguidores por estar tan exaltada y sensible.

La precariedad del mundo laboral

«Prácticamente, desde que era pequeñita, la crie yo, la cuidé muchísimo y cuando le pasan cosas me pongo loca», aseguró Mangriñán. «Mi hermana llevaba semanas preparándose la entrevista, estaba toda ilusionada y nerviosa. Si esta señora me llega a decir eso a mí, se va llorando ella. Ellos se lo pierden, mi hermana vale demasiado«, aseguraba la influencer, que no podía ocultar el dolor que sentía por lo ocurrido con su hermana.

Violeta también ha aprovechado para denunciar este tipo de situaciones. Es consciente de que esto que le ha pasado a su hermana no es nada raro, sino todo lo contrario: el mercado laboral es cada vez más precario y, en muchas ocasiones, tratan a la gente como basura. «Eres la mejor y seguro que llegará algo mejor, no me cabe duda», sentenciaba sobre su hermana.

Aquí os dejamos los stories en los que cuenta toda la historia:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Telecinco.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO