‘The Big Bang Theory’ es, sin ningún tipo de dudas, una de las sitcoms más emblemáticas de la última década. Las historias de Penny, Leaonard y Sheldon ya forman parte de nuestra cultura popular y, junto con ‘Friends’ o ‘Cómo conocí a vuestra madre’, es indudablemente una de las series cómicas más importantes del nuevo milenio.

Y es que, por más que pasan los años (y ya van tres desde el final de la serie), la ficción de los cerebritos sigue estando muy presente en nuestro día a día… y hoy nos hemos despertado con ganas de recordarlos con una divertida curiosidad.

Recientemente, recordemos, se ha hablado mucho de esta ficción a raíz de la entrevista concedida por Kaley Cuoco (Penny) a la Vanity Fair, donde detallaba cómo ella y Johnny Galeki habían mantenido su relación sentimental en secreto durante muchísimo tiempo (y cómo, finalmente, se acabó revelando).

Y todo esto ha coincidido también con la publicación del libro ‘Big Bang Theory: Definitive Inside Story’, en el que se cuentan algunos secretos de la serie… y se revela uno de los «errores» de la misma de los que nadie, hasta ahora, se había percatado.

Para detectarlo tenemos que viajar hasta la temporada uno, más concretamente al capítulo en el que Leonard se queda dormido sentado en una especie de réplica de máquina del tiempo.

Dormido ahí, tiene un sueño en el que salva a Penny de sufrir un accidente en el ascensor. Él la alerta y, como si de John McClane se tratase, baja con ella en brazos por el cable del aparato, donde acaban besándose a lo largo de todo el trayecto.

 

 

Podéis ver el momento a continuación:

De hecho, según la propia actriz en su entrevista, en esa escena fue que se acabó de enamorar de su compañero de reparto. ‘‘Estaba muy pillada de él. Tanto que pensaba: ‘Que me saquen de aquí’, porque él tenía que cogerme y actuar realmente cerca. Incluso mis mejillas estaban rojas’’, recordó.

La cosa es que, si os fijáis en la nevera del piso de Penny, podréis ver que tiene muchas fotos con sus amigos… entre ellas, una de un fotograma de esa escena del ascensor. Y eso es técnicamente imposible ya que, recordemos, esta ocurre dentro de un sueño de Leonard y no en la realidad. ¿Cómo es posible que tenga la foto de dentro de un sueño?

Más que un fallo, esto ocurrió porque, básicamente, las fotos que tiene Penny en su nevera (al menos, muchas de ellas), son de imágenes tras las cámaras. Fue una especie de easter eggs que pusieron ahí los encargados de la decoración.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este ‘secretito’? ¿Ya os habíais percatado de él?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cosmopolitan.