Hablar de Ibai Llanos es hablar del que, muy probablemente, sea el creador de habla hispana más relevante del mundo. Es el creador (junto a su equipo, por supuesto) de algunos de los eventos retransmitidos por streaming más grandes que se han hecho nunca en Internet… y eso tan solo con tan solo 27 años.

La cuestión es que el creador de contenidos acostumbra a compartir con sus seguidores muchas de las cosas que le ocurren en su día a día; Ibai ha hecho de la cercanía con sus seguidores una de sus señas de identidad, y eso es algo que, en este mundo de grandes distancias con pantallas de por medio, se agradece.

Lo de Ibai no tiene sentido

Hace unos días, Ibai compartió con sus casi 11 millones de seguidores en Twitter lo que le ocurrió recientemente al pagar una cuenta en un restaurante.

Recordemos que, esta última semana, el streamer se ha instalado en Estados Unidos acompañando a su equipo eSports, KOI, en el mundial de League of Legends que se está disputando en el país.

Las cuentas saldadas

Fue ahí donde le ocurrió una cosa bastante curiosa que el comunicador no tardó en compartir con sus seguidores. La cosa es que, cuando iba a pagar la cuenta del restaurante, le informaron de que alguien ya la había pagado… ¿Qué estaba pasando?

Pues resulta que la persona que lo invitó a comer le dejó la siguiente nota: “No soy suscriptor pero me has ayudado mucho en malos tiempos. TKM, Ibai. Gracias por alegrar mis días, Gigante Noble”.

″Íbamos a pagar y resulta que alguien nos ha invitado y nos ha dejado este mensaje en la cuenta. Que nadie me toque estoy sensible”, escribió el vasco en su perfil en la red social del pajarito azul. Y es que no es para menos, la verdad.

Y es que parece que Ibai está teniendo una experiencia bastante grata en su aventura al otro lado del Atlántico (más allá de un pequeño incidente con el tema de su ropa, per eso ya os lo contaremos en otra ocasión).

A vosotros, ¿Qué os ha parecido esta historia? ¿Haríais algo así por vuestro creador de contenido favorito?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.