Lucía Sánchez, como ya suele ser habitual, ha abierto a sus fans las puertas de su pasado y ha mostrado en sus historias de Instagram algunas fotografías que nos la muestran antes de su paso por ‘La isla de las tentaciones’ y, en general, antes de ser famosa. Y lo cierto es que el cambio, tanto a nivel físico como en lo que al ‘look’ se refiere, es absoluto.

Las imágenes son de hace unos siete años, cuando a ella no se le pasaba ni por la cabeza que iba a ser famosa. Viéndola ahí, quién le iba a decir que iba a acabar siendo la protagonista de la tercera edición del reality de moda, donde iba a cortar con su novio de toda la vida e iba a conocer al padre de su hija; si es que la vida da muchas vueltas.

Las vueltas que da la vida

En este caso, las fotos que ha compartido Lucía son de cuando ella tenía unos 22 años (ojalá pronto nos traiga unas de cuando era adolescente, en plena edad del pavo). De hecho, cuando se hizo esas fotos no había ni comenzado su relación con Manuel.

Marina y Lucía ya no son amigas y, a pesar de que tampoco es que se lleven particularmente mal, lo cierto es que el contacto entre ellas es más bien escaso y algo frío (todos sabemos lo que pasó entre ellas dos). Pero algo en lo que coincidían era en que ambas habían tenido muchos complejos con su aspecto cuando eran más jóvenes.

Una foto mirando al pasado

Eso es algo que, con los años (y el dinero), ambas han podido ir ‘arreglando’ para sentirse más seguras consigo mismas. A pesar de eso, como podéis ver con las fotos de hoy, Lucía no reniega de su pasado… aunque sí deja claro que la «horrorizan», como bien lo ha destacado en una foto en la que aparece con el pelo bastante más largo y algo más oscuro (muy a lo 2016, vamos).

Aquí tenéis la foto:

Lo que también destaca de esa imagen es que, por aquel entonces, Lucía no se había sometido a ninguno de los retoques estéticos a los que se ha sometido ahora. La Lucía de hoy tiene un amento de pecho que se realizó hace cosa de un año y varias inyecciones de ácido hialurónico en los labios, por lo que es normal que viéndola antes y viéndola ahora, haya muchas diferencias más que notables.

En la foto, además, podemos ver a la influencer luciendo un ‘look’ que era 100% de aquellos años: un vestido muy ajustado de manga larga, bicolor y con escote, todo combinado con unos tacones de aguja negros y unas perlas grandes blancas.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este vistazo al pasado de Lucía?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Telecinco.