El Colegio Mayor masculino Elías Ahúja de Madrid ha sido tendencia estos últimos días por los motivos más bochornosos posibles. Todo comenzó a raíz de que se viralizase un vídeo que mostraba una repugnante ‘tradición’ del centro al principio de cada curso. El clip provocó un fuerte rechazo en las redes sociales hasta el punto de que el propio Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, intervino.

El vídeo muestra a un joven que, en plena noche, se asoma por la ventana de su habitación y empieza a gritar «¡putas, salid de vuestras madrigueras como conejas, sois unas putas ninfómanas, os prometo que vais a follar todas en la capea! ¡Vamos, Ahúja!»; una barbaridad.

Al acabar la frase, se levantan todas las persianas del edifico a la vez (y no son pocas, ya que consta de siete plantas), y por ellas se asoman varios grupos de estudiantes, todos jaleando y haciendo ruidos a la vez, como si de la afición de un equipo de fútbol se tratara.

Aquí podéis ver el vídeo:

Este acto, que fue calificado de «tradición» y «novatada» por varios de los implicados, e iba dirigida a las estudiantes que residen en el edificio de enfrente, y que estudian en el colegio mayor Santa Mónica, que es exclusivamente para mujeres. Los dos centros se encuentran situados en la Ciudad Universitaria de Madrid.

Como ya os podréis imaginar, la indignación en Twitter, donde más repercusión ha tenido el vídeo, ha sido absoluta. Ha calificado a los autores del clip de «depredadores», «machistas» y «salvajes» y lo cierto es que, viendo las imágenes, puede que estos adjetivos se queden hasta cortos.

El centro toma medidas

Dada la repercusión que ha tenido el vídeo, el propio centro ha tenido que tomar medidas. Lo primero que hicieron fue publicar un post en la cuenta de Instagram oficial del centro, donde calificaron lo ocurrido de «inaceptable» y, como cabía esperar, condenaron los hechos.

«Condenamos rotundamente las manifestaciones vertidas por algunos colegiales, las consideramos incomprensibles e inadmisibles en la sociedad, tanto en la forma como en el fondo. Además de ser totalmente contrarias al ideario y valores del centro«, aseguró la directiva de un centro que, paradójicamente, está gestionado por la organización religiosa de los padres Agustinos.

En el comunicado, además, señalaron todas las decisiones que han tomado para intentar «corregir esas conductas»:

– La aplicación de las medidas previstas en el Reglamento de Régimen Interno para los colegiales implicados, que en casos graves, como este, implica la expulsión.

– Ofrecer disculpas públicas a la Dirección y colegialas del Colegio Mayor Santa Mónica.

– La participación obligatoria de los colegiales en cursos para la sensibilización en igualdad de género.

– La exigencia de colaboración de los colegiales en actividades solidarias y de voluntariado.

El centro, según han explicado sus responsables, ya se encuentran investigándolo todo, aunque también han avisado de que será un proceso que les tomará tiempo debido al gran número de implicados. Por el momento, se sabe que el responsable del cántico inicial ya ha sido expulsado. Habrá que ver si llegan a una solución verdaderamente satisfactoria.

Antecedentes que habían quedado impunes

Pero es que claro, con la viralización de aquel vídeo, se han ido publicando otros clips en los que se pueden observar conductas terribles realizadas por los alumnos de ese mismo centro en otras fechas. Este que os dejamos a continuación, por ejemplo, muestra incluso exaltaciones nazis:



Por no hablar de la información que ha surgido relacionada con Pablo Casado, expresidente del Partido Popular, quien también fuera alumno del centro Elías Ahúja. Por lo visto, el político compartía unas ideas muy próximas a las vertidas por los alumnos en el repulsivo vídeo:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: 20 minutos.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO