Ir a un bar y pedir un café puede ser un proceso bastante más complicado de lo que podría parecer en un primer momento. Hay gente que llega, se pide un café solo, se lo bebe de un trago y se va al trabajo… pero hay gente que tiene unos gustos algo más ‘complejos’, por decirlo de alguna forma.

El detalle está cuando coinciden unas cuantas personas en una misma mesa que, por un motivo u otro, tienen exigencias muy específicas a la hora de pedir sus cafés. Y ahí la cosa se complica todavía más, como podréis comprobar en nuestra historia de hoy.

Un pedido para muy cafeteros

Una usuaria de Twitter llamada @AmaliaAlca compartió la particular comanda que recibió de la mano de sus propios clientes. El pedido, como, podréis comprobar, consta de 10 cafés y hay como 127 variedades diferentes: desde la ya clásica leche de avena hasta uno con leche desnatada (porque está en la operación bikini).

Y es que la mayoría de los cafés van acompañados de una breve aclaración a un lado, entre paréntesis. Esto, presumiblemente, es una forma de tomarse la situación con humor y rebajar el posible estrés que le va a dar al camarero al ver la comanda.

Por ejemplo, al lado de “tres cafés con leche normal” podemos leer “menos mal que hay gente normal” o, justo al lado de “café con leche desnatado” podemos leer «esta no sabe ni lo que bebe».

No podemos tampoco obviar el que os mencionábamos antes, el del «cortado desnatado»: “no come porque está a dieta, operación bikini 2023 hay que empezar con tiempo”.

Un café ‘con tonterías’

Pero no hay duda de que el mejor es el último y que corresponde a la persona que quiere el café de sobre y en vaso de cristal: “Sí, y el vaso en cristal de Murano. Pónselo en taza, tanta tontería, a picar piedra las llevaba yo”; no hay duda de que esta gente sabe cómo amenizar una situación que, de otra forma, sería algo tediosa.





La única persona que pide un té tampoco se salva de una perspicaz observación por parte de la persona que elaboró la comanda: “Le va la cultura oriental, se cree que es china o budista”.

La publicación, como ya os podréis imaginar, ha sido todo un éxito en la red social del pajarito azul y, en este preciso momento, acumula ya casi 300 ‘me gusta’. Pero lo mejor de todo es que la cuenta de Twitter @SoyCamarero ha citado el tuit añadiendo una de sus frases irónicas: “Yo me pido un vaso de agua y listo. Vaya tela”.

Para terminar, os dejamos un divertido gag de Mr. Bean liándola en un restaurante como solo él sabe:

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta situación? ¿También sois así de quisquillosos a la hora de pedir un café?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO