A lo largo de muchas décadas hemos conocido numerosos récords Guinness que se han hecho más que populares. Las características o habilidades de muchas personas les han servido para hacer historia. En el año 1955 se publicó por primera vez el Libro Guinnes de los Récords y desde entonces no ha dejado de actualizarse con nuevas curiosidades y datos que captan la atención de miles de personas.

En los últimos días, una mujer ha saltado a los principales medios de comunicación tras superar varios récords que le están haciendo popular, especialmente en las redes sociales. Una joven de 25 años ha conseguido batir tres récords, entre ellos el de ser la mujer más alta del mundo entero. Se llama Rumeysa Gelgi, es de Turquía y a continuación de contamos toda su historia.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RUMEYSA GELGI (@rumeysagelgi)

Rumeyse es una joven de 25 años que mide 216cm

Su altura se debe a que tiene una condición genética rara que se llama Síndrome de Weaver. Mide 216 metros de alto y ya figuraba hace años en el Libro Guinness de los Récords por ser la adolescente más alta del mundo. Lo más sorprendente de su historia es que a falta de uno, ha batido tres nuevos récords que le han aportado fama y que han hecho muchas personas tengan curiosidad por conocerla.

Además del récord ya mencionado, Rumeysa es la mujer con los dedos más largos del mundo, midiendo el mayor 11,2cm. Además, también tiene el dorso más grande de una mujer que viva, que mide 59,9cm. Como era de esperar, también tiene las manos con mayor tamaño, alcanzando con la derecha los 24,93cm y con la izquierda los 24,26cm. Pero no todo han sido celebraciones en la vida de la turca, su altura también le ha provocado sufrimiento.

En varias entrevistas, la Rumeysa ha asegurado que ha sido víctima de burlas y risas en el pasado, a pesar de que esto le ha hecho ser más fuerte actualmente. «Me gusta ser diferente a los demás. También me proporciona un fácil acceso a lugares altos, ¡y mirar a la gente desde arriba tampoco es algo malo!», ha dicho la joven haciendo balance con humor sobre las ventajas de su altura.

«Nací con una singularidad física extrema», ha dicho ella

«Nací con una singularidad física extrema. Quería que la mayor parte de ellos fueran reconocidos y celebrados como fuera posible, con la esperanza de inspirar y alentar a otros con diferencias visibles a hacer lo mismo y ser ellos mismos», escribió Gelgi recientemente en su perfil de Instagram, donde comparte mucho contenido para sus más de 18.000 seguidores.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de RUMEYSA GELGI (@rumeysagelgi)

Debido a su altura provocada por el síndrome que sufre, la joven tiene dificultades a la hora de moverse y por eso suele utilizar una silla de ruedas y andador, tal y como se ve en sus publicaciones en redes. Rumeysa está aprovechando toda visibilidad que le están dando los medios para reivindicar todo tipo de cuerpos y de personas.

Por último, os recomendamos que sigáis a Rumeysa Gelgi en su cuenta de Instagram (@rumeysagelgi), donde vídeos tan entretenidos como este:





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO