Sabemos de sobra que la hostelería es una de las profesiones más sacrificadas que existe y por eso es tan importante darles visibilidad cuando salen a la luz las pésimas condiciones de trabajo que muchas veces suelen tener. Las redes sociales se han convertido en su principal aliado, ya que en aplicaciones como Twitter o TikTok, el contenido se puede llegar a viralizar fácilmente.

En los últimos días, ha sucedido esto gracias a la cuenta de la red social del pajarito de @SoyCamarero. En el conocido perfil de Twitter, muchas veces se denuncian numerosos casos que hacen enfadar a muchos de sus seguidores. Una conversación se ha hecho viral en los últimos días por su indignante contenido. Un jefe o jefa, quería que sus trabajadores les regalasen las horas extra.

«Las horas de más no me las pagan», dijo la camarera

«No encuentran camareros dicen…», comenzó diciendo la popular cuenta para sus más de 55.000 seguidores. Sus palabras anticipaban que la conversación ibaa  ser alucinante. Lo cierto es que así ha sido y muchas personas, sobre todo las que se dedican a la profesión, han estallado tras lo ocurrido. El tuitero compartió dos capturas de pantalla de una conversación de WhatsApp.

«Hola, Chicas. Me viene la chica que me hizo firmar el contrato y me dice que tengo que poner este horario, que las horas de más no me las pagan. Serán cretinos. O sea, que quieren que les regale 46 horas de más al mes por 1.200 euros y libran solo 4 días al mes», escribió una chica en un grupo de WhatsApp de compañeras de trabajo adjuntando también una imagen de una tabla de horarios.

«Encima el domingo doblando, saliendo a las 3 de la mañana y entrando el lunes a las 10», añadió de seguido. Lo peor vino después, cuando, para su sorpresa, una de las compañeras contestó con un mensaje totalmente inesperado que hizo saltar todas las alarmas: «¿Vosotras no estáis firmando las horas a diario? Chicas si algún día viene una inspección de trabajo y os pregunta algo, le tenéis que dar en número de la administradora de la oficina de María José«.

«No deis ninguna información», le dijo una compañera

Al parecer, las trabajadoras no tenían permitido dar ningún tipo de información en caso de recibir una inspección de trabajo: «Y si no quieren, pues la llamas y habláis vosotros con ella, pero no deis ninguna información antes de consultarlo con ella». Las dos capturan de WhatsApp recibieron casi 1.500 likes en muy poco tiempo y muchos usuarios comentaron la publicación.

«Las inspecciones tienen que ser sin avisar. Yo he trabajado en sitios que escondían todo el día de antes y a los empleados sin contrato les decían que no fueran, todo apañado. Es una pérdida de tiempo una inspección de trabajo avisando, no vale para nada», escribió un usuario explicando cómo deben ser las inspecciones laborales.





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO