Cuando viajamos, muchas veces intentamos buscar las opciones más rentables y económicas. Atrás quedó la época en la que las únicas alternativas para hospedarse en un sitio eran los hoteles y los hostales. Desde hace años, muchas personas alquilan casas durante días a través de plataformas conocidas que están completamente en auge. Este tipo de hospedaje, puede traer consigo muchas sorpresas.

Todos conocemos los imprevistos que pueden ocurrir al alquilar una vivienda cuando nos vamos de vacaciones. En los últimos días, se ha viralizado por las redes y por muchos medios de comunicación la historia que le ocurrió a una periodista durante un viaje que hizo hace varios años. Ahora, la mujer se ha decidido a contar la historia que ha sorprendido a tanta gente.

«No busquen en la bolsa negra debajo de la cama», dijo el dueño de la casa

Daisy Jones es una profesional que trabaja en el medio de comunicación Vice escribiendo artículos. Hace tiempo, decidió viajar a Brisbane (Australia) junto a una amiga y alquilaron una habitación en Airbnb en la que poder pasar las noches durante su estancia allí. Al principio todo transcurrió con normalidad, hasta que el dueño de la vivienda les hizo un comentario que levantó todas las alarmas.

«Está bien, chicas, pueden dormir en mi habitación… pero no busquen en la bolsa negra debajo de la cama, hagan lo que hagan», dijo el hombre a las dos chicas a las que había alquilado su casa. Esta «recomendación» no hizo más que avivar la curiosidad de las huéspedes, que no sabían si tenían que preocuparse por algo. Para salir de dudas y saber ante qué situación estaban, decidieron abrirlas.

Cuando el hombre se marchó de la casa, las dos jóvenes no dudaron en ir hasta donde estaban las bolsas y ver descubrir por sí mismas qué es lo que había dentro. Al abrirlas, vieron cómo dentro había un traje de látex, una máscara, un látigo y una correa. La situación les pareció tan perturbadora que se vieron obligadas a tomar una decisión con respecto a su permanencia en esa casa.

Después de la primera noche abandonaron el piso

La periodista y su amiga se tomaron la «recomendación» del dueño de la casa como toda una declaración de intenciones, ya que podría haber quitado la bolsa perfectamente o no haber dicho nada. A la mañana siguiente, habiendo pasado una única noche allí, las dos mujeres decidieron irse del piso.

A partir de esta historia, muchas personas han rescatado historias antiguas y surrealistas que le han pasado a la gente en este tipo de alojamientos. Derek Starnes y su novia se dieron cuenta de que en el detector de humo de la casa que alquilaron tenía un agujero algo sospechoso. Al indagar, descubrieron una cámara y un micrófono ocultos que les grababa. La historia acabó con el propietario arrestado.





Por último, os recomendamos que sigáis al canal de YouTube de ‘Yo controlo‘, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestra compañera Sonia:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: OkChicas

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO