Este pasado lunes tuvo lugar (después de que el féretro se pegase una larga gira por todo el país) el funeral de Estado de la reina Isabel II de Inglaterra. Recordemos que la soberana falleció le pasado 8 de septiembre y, desde entonces, en Inglaterra se ha vivido una situación desenfrenada de desfiles, homenajes y nuevas coronaciones.

Todo esto después de que, durante los días anteriores, miles de personas hiciesen colas eternas de hasta 24 horas para entrar en la capilla ardiente de la reina y darle su último adiós.

A todo esto, el ahora actual rey de Inglaterra, Carlos III, ha tenido que asumir su rol de monarca y llevar a cabo todos los protocolos correspondientes a su nuevo cargo (que le llega con 73 años).

Carlos, el repartidor de titulares

Dentro de esas nuevas funciones, pudimos ver a Carlos junto a su primogénito, el príncipe Guillermo de Gales, saludando a las miles de personas que este pasado sábado hacían cola para dar el pésame a su recién fallecida reina.

Lo que, en principio, tenía que ser un emotivo y bonito gesto con los ciudadanos, acabó empañado por un momento que, como poco, puede calificarse de polémico y que tiene como protagonista precisamente a Carlos III (que estos días nos ha estado regalando más memes que su madre en 70 años de reinado).

Una ‘cobra’ viral

En el vídeo que podréis ver más abajo muestra una situación que muchos han catalogado de «racista»… y lo cierto es que, como mínimo, resulta sorprendente. El clip ha sido uno de los más virales de este fin de semana y, en este preciso momento, ya acumula más de 133.000 reproducciones y decenas de miles de compartidos.

Las imágenes muestran al rey Carlos III paseándose por la cola de gente que espera en la cola a las afueras del palacio de Westminster. Le va dando la mano a los presentes en orden de fila hasta que llega a un ciudadano negro, momento en el que Carlos III se gira unos segundos y, al retomar los saludos, no le estrecha la mano al hombre a pesar de que este insistió en ello.





Como ya os podréis imaginar, la opinión pública está dividida y, mientras que algunas apuntan a que esto no fue más que un despiste, otros aseguran que se trata inequívocamente de una acción racista. La cuestión es que, ese mismo día, hay testimonios del rey dándole la mano a personas blancas y personas negras indistintamente:

Y vosotros, ¿qué pensáis de esto? ¿Fue un fallo o giró la cabeza expresamente para evitar saludar al hombre?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: El Huffpost.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO