Pasar por un embarazo tiene muchísimas repercusiones a todos los niveles, pero el primero y más evidente de ellos es la gran cantidad de cambios a los que se ve sometido el cuerpo de la mujer. 9 meses de gestación dan para mucho y, a lo largo de todo ese tiempo, la fisionomía de la persona que está embarazada sufre grandes modificaciones… bueno, al menos así es con la mayoría de personas, ya que la protagonista de nuestra historia de hoy tiene algo que decir respecto a esto.

Un embarazo muy definido

Danny Levi es una mujer muy deportista que se ha quedado embarazada de su primer hijo y, básicamente, se ha propuesto que esto no se le note en absoluto. De hecho, a pesar de ya estar en un estadio muy avanzado del mismo, apenas si se le percibe algo de barriga.

Ella es natural de Exxex, Inglaterra, aunque lleva ya unos cuantos años viviendo con su prometido en España. Hace tiempo, los médicos le informaron de que era poco probable que pudiese tener hijos y ella, a sus 38 años, no se tomó esto particularmente mal, ya que es una gran aficionada al mundo del deporte y pensaba que un embarazo cambiaría demasiado su rutina.

“Mi pareja y yo habíamos pensado que no podíamos tener hijos, así que fue una sorpresa. No me avergüenza reconocer que, a pesar de que siempre había querido tener una familia, me resistía a tener hijos porque no quería engordar. También estoy bastante enfocada en mi carrera y nos gusta viajar”, reconoció en una entrevista para la revista ‘Muscle and Health’.

A pesar de esto, cuando se dio cuenta de que estaba embarazada, decidió seguir con sus rutinas deportivas y, dentro de lo posible, intentar mantener su forma física… y lo cierto es que parece que lo ha conseguido: sigue teniendo el abdomen perfectamente definido a pesar de que tiene un bebé de varios meses en su interior.

Ejercicio controlado

Eso sí, algo que ha querido dejar claro es que está haciendo todo ese ejercicio asesorada para que el bebé no corra ningún tipo de peligro… y parece que la cosa marcha bien, ya que acaba de superar la semana 23 de embarazo, el bebé está sano y ella apenas luce barriga (de hecho, no se le nota nada de nada).

“Me entreno en el gimnasio tres o cuatro veces a la semana durante sesiones de 40 minutos, alternando piernas y tronco. Me gusta mucho el entrenamiento con pesas. Decidí que solo escucharía mi cuerpo. Tu cuerpo puede decirte mucho más que un libro que te diga lo que debes y no debes hacer», señaló la madre.





Además del tema del deporte, Danny ha mantenido también su dieta de 2.000-2.500 calorías al día y, según ella, esto para nada afecta negativamente al bebé.

No dudéis en seguir nuestro programa de entrevistas ‘Yo controlo’ en Youtube como Cabrotv:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO