Es muy probable que los millennials que estéis leyendo esto (entre los que me incluyo), hayáis crecido en la segunda mitad de los 90 viendo en la tele un programa infantil que, como mínimo, es historia de la televisión: «Los Teletubbies».

Aquel programa comenzó a emitirlo la BBC en el año 1997 y, debido al demoledor éxito que tuvo desde su estreno, empezó a doblarse a otros idiomas y se convirtió también en un éxito en prácticamente todos los países que se emitió.

Tinky Winky, Dipsy, Laa-Laa y Po ya son parte de nuestra cultura popular. Vivimos mil aventuras con ellos y con otros personajes ‘secundarios’ que también se robaron nuestros corazones. Noo-Noo, las trompetas repartidas por la villa y, sobre todo, el protagonista de nuestra historia de hoy: el Bebé Sol que alumbraba todas nuestras mañanas.

Un sol para iluminarnos a todos

Siempre que los teletubbies salían a jugar bien temprano por la mañana, el rostro del Bebé Sol los iluminaba para acompañarlos en sus aventuras y, cuando se ocultaba, era la señal que indicaba que tocaba volverse para casa.

Eso sí, ahora, con el paso de los años (25 desde el estreno de la serie), la mayoría de los espectadores que veíamos a esos bichos coloreados en la tele hemos crecido y, por consiguiente, también los implicados de la producción. Y hoy, concretamente, hablaremos de cómo ha crecido el Bebé Sol, el miembro más joven del reparto de la serie.

Y es que, para empezar, no es UN Bebé Sol, sino UNA Bebé Sol: se llama Jessica Smith, actualmente tiene 27 años y, a finales de los 90 era, probablemente, el rostro de bebé más famoso de todo el mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jess Smith (@j.smith_1995)

La verdad sale a la luz

«Me escondí mucho tiempo, pero mis compañeros y amigos de la universidad me alentaron a contarlo. He ganado mucha confianza y ya puedo revelarlo: yo soy el sol de los Teletubbies«, contó Jessica en una entrevista reciente.

Ella, ahora mismo, está completamente alejada del mundo del cine y las series de televisión. De hecho, ha conseguido dedicarse a la que es su verdadera pasión: la danza, arte que estudia en la Universidad de Canterbury, en Nueva Zelanda.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Jess Smith (@j.smith_1995)

Cuando Jessica interpretó al Bebé Sol, tenía tan solo un año y no se acuerda de nada de aquella época. La clave cuando la contrataron, por lo visto, fue su sonrisa: siempre estaba sonriente y eso enamoró a los productores de la serie.

A vosotros, ¿qué os ha parecido estas series?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Que Ver.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO