Georgina Rodríguez está a tope aprovechando cada uno de los segundos que quedan de verano. Las tormentas están a punto de llegar y, en cuestión de semanas, el sol y la playa irán dando paso a un clima cada vez más nublado y frío. Se acerca el invierno y su cuerpo (y el de la mayoría de nosotros) lo sabe.

Hace unos días, la modelo se desplazó con su grupo de amistades ‘Las Queridas’ hasta Cerdeña, donde disfrutó de las paradisiacas playas italianas; disfrutó del sol, la arena, el agua y los mojitos. Ahí disfrutó también con tres viejas conocidas del documental ‘Soy Georgina’: Mamen Morales, Elena Pina e Iván García.

Un primer tatuaje a modo de homenaje

Pero como todos, en un momento determinado, podemos cansarnos un poco de la playa, Georgina aprovechó uno de esos momentos de ‘descanso del descanso’ para acercarse a un estudio de tatuaje y realizarse su primera obra en tinta, justo en su antebrazo izquierdo. La motivación del tatuaje, además, tendría un valor emocional muy importante, ya que sería un homenaje a su bebé fallecido el pasado mes de abril. No se me ocurre un mejor motivo para realizarse por primera vez un tatuaje.

Bella Esmeralda nació hace unos meses, pero su hermano, que venía con ella de la mano, no tuvo tanta suerte. Pero siempre estará en el recuerdo de dos padres que, el pasado mes de junio, ya rindieron homenaje al pequeño.

A su ángel

Rodríguez, por aquel entonces, compartió la fotografía de un paisaje con el cielo cubierto por nubes, pero de entre las que se colaba un pequeño rayo de sol, una clara metáfora de la trágica situación que habían vivido. La foto, además, estaba acompañada por el emoji de un corazón y un ángel.

Justamente, como se puede apreciar en la tablet del tatuador, el dibujo que está tatuando es el de un pequeño ángel. Recordemos que ella, siempre que hace referencia a su bebé, lo hace utilizando la referencia de un ángel. Por lo que la inspiración y el homenaje parecen más que claros.

Eso sí, esa tarde la tuvo bastante ocupada el tatuador. “Gracias Georgina por esta semana, increíble ha sido tatuarte y conocerte. Gratas sensaciones me llevo. Nos vemos pronto”, escribió el artista que, por lo visto, también tuvo que hacerle un trabajito a Elena Pina, que optó por tatuarse uno de sus dedos un corazón con el símbolo de la paz.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: AS.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO