Kate Langbroek es una locutora de radio australiana muy conocida en su país que, generalmente, comparte las cosas que le ocurren en su día a día en sus redes sociales para disfrute de sus fans. Y es que, precisamente por esto último, hemos podido conocer la escalofriante anécdota que le ocurrió en una mansión italiana de 800 años de antigüedad a la que se mudó recientemente.

Según se sabe, la presentadora australiana se mudó a Italia junto con su esposo, Peter Lewis y sus cuatro hijos, Lewis, Sunday, Artie y Jan. Una familia bastante grande que, por consiguiente, necesitaba una casa bastante grande. Un una mansión construida hace 800 años podía ser una buena opción.

Y es que ese siempre había sido el sueño de Kate: hacer un parón de un año en su carrera para mudarse con toda su familia a esa casa situada en Bolonia. Eso sí, como ya os adelantamos, lo que debía ser una experiencia de ensueño, ha acabado por tornarse en pesadilla.

La desgracia comenzó como comienzan casi todas las desgracias modernas: con una ‘selfie’. Una amiga fue a visitarla y Langbroek se tomó una selfie con ella justo delante de un espejo bastante viejo. Hasta ahí, todo más o menos normal… si no fuese porque en el reflejo del espejo podía verse una figura que, por lo visto, no estaba ahí cuando sacaron la foto.

Una aparición misteriosa

«Siempre pienso que si me doy la vuelta muy rápido, podré ver el pasado en este espejo», aseguró respecto a los viejos espejos que decoraban su nuevo salón. «Así que nos reímos y decidimos tomar una selfie para ver si aparecía algo. Miren por encima de mi cabeza. ¿Qué es eso? Espero que si esa aparición blanca es un fantasma, al menos ayude para que finalmente podamos mudarnos», señaló la mujer en su publicación.

Como ya os podréis imaginar, muchas personas se apresuraron a preguntarle si se trataba de otra de sus recurrentes bromas… pero, por lo visto, ese no era el caso: «No es broma», aseguró la aterrada periodista.

A vosotros, ¿qué os ha parecido este caso?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO