Margot Robbie es, sin ningún tipo de duda, una de las mejores y más famosas actrices de su generación. La australiana ha conseguido convertir en icónico cada uno de los personajes a los que interpreta y, precisamente por eso, no hay una sola producción que no la quiera a bordo.

Lo más probable es que, si pensáis ahora mismo en la actriz, lo más probable es que te venga a la cabeza su piel siempre perfectamente tostada al sol (como buena australiana que es) y su larga melena rubio platino; puede que estas dos cosas, junto con sus grandes ojos, sean sus principales características físicas.

Pero es que claro, que esa sea la imagen con la que la asociamos en la actualidad no quiere decir que siempre haya sido así… y, de hecho, no lo era. Y es que, ahora mismo, podrás ver cómo era la actriz antes de consagrase en Hollywood.

Un vistazo a su adolescencia

Hace un tiempo, gracias a una entrevista con el periodista Graham Norton en la BBC, conocimos que Margot era una auténtica Potterhead. Esto, además, estaba respaldado por la foto que os dejamos a continuación en la que una Margot de 15 años estaba completamente sumergida en la lectura de ‘La orden del fénix’.

Tacita de chocolate caliente, un jersey de cuello de tortuga bien mullidito, unas gafitas de montura de pasta negra, el ejemplar de la novela juvenil de J. K. Rowling y, sobre todo, una larga melena morena recogida en un moño.

Una trayectoria muy compleja

Pero es que la nueva Barbie, en 2009, cuando apenas acababa de cumplir la mayoría de edad, lucía muy diferente a como la conocemos ahora. Ella nació y creció en una granja en el australiano pueblo de Dalby y, cuando era muy pequeña, tuvo que ver cómo su padre abandonaba a su familia. Cuando hubo cumplido de la mayoría de edad, hizo las maletas y se fue a Melbourne a probar suerte en el mundo de la interpretación. Y lo cierto es que no le fue nada mal.

Compaginó trabajos como cajera de supermercado y empleada del hogar con sus castings. No tenía experiencia previa, ni siquiera representante, pero sí tenía un carisma que arrasaba con todo y por eso empezó a ver cómo le surgían oportunidades.

Es en esa primera etapa de la actriz cuando la vemos de morena en la serie Neighbours, su primera gran participación delante de una cámara. Solo decir que esa serie es una de las más emblemáticas de la historia de Australia y que ha llegado a su final recientemente después de 37 años en antena, que se dice pronto.

El salto a la fama

Eso sí, Margot llegó para un capítulo de Neighbours y acabó quedándose cuatro años a lo largo de las cuales cambió bastante de peinado (que, por cierto, en esa misma serie fue que se dio a conocer Chris Hemsworth).

Eso sí, el moreno le duró poco y, para su llegada a los Estados Unidos con la serie de ‘Pan Am’ (2011), ya lucía su popular cabellera dorada. De ahí, acabó fichando para ‘El lobo de Wall Street’ y el resto, como suele decirse en estos casos, es historia.

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.



Fuente: Esquire.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO