Andrew Garfield está considerado, en la actualidad, como uno de los mejores actores de su generación. Es cierto que mucha gente lo conoce por su papel como Spiderman en la segunda saga del personaje, pero lo cierto es que, en él, hay un actor como la copa de un pino.

‘Tick, Tick… Boom!’, ‘Los ojos de Tammy Faye’, ‘The Social Network’, ‘Hasta el último hombre’, ‘Por mandato del Cielo’… y así podríamos estar un buen rato: no tiene una sola producción mala y, sobre todo, tiene una capacidad interpretativa como pocos.

Pero claro, todo esto comenzó a mediados de los 2000: Andrew consiguió su primer papel en una película en ‘Boy A’ en 2007 y, desde entonces, todo fue para arriba… pero la cosa podría haber sido muy, pero que muy diferente.

Podía haber sido muy diferente

Y es que Garfield adicionó para una de las sagas de fantasía más famosas de aquella época… y eso, muy probablemente, habría cambiado por completo el resto de su trayectoria en el mundo del cine.

¿Qué saga de fantasía podría ser? Pues ni más ni menos que la de ‘Las Crónicas de Narnia’. Recordemos que aquella primera película salió en 2005 titulada como ‘Las crónicas de Narnia: El león, la bruja y el armario’. Ese mismo año, Andrew apareció en producciones televisivas como ‘Sugar Rush’ y ‘Swinging’.

Pero es que claro, antes de eso, él audicionó para la adaptación a la gran pantalla de la obra de C.S. Lewis… aunque sin demasiado éxito, como habréis podido comprobar los que visteis aquella película.

Hace un tiempo, el actor contó al medio Entertainment Tonight que estuvo muy, pero que muy cerca de interpretar al Príncipe Caspian, pero finalmente acabaron rechazándolo porque, según los directores de casting, no era ‘lo suficientemente guapo’ para dar vida al personaje: 





«Recuerdo que estaba tan desesperado por hacer el casting del Príncipe Caspian para Las Crónicas de Narnia y pensé que podría ser el elegido. Pero terminó llevándoselo el maravilloso de Ben Barnes», contó el actor.

Eso sí, al decepción fue un poco mayor cuando su agente le contó el motivo por el que no lo habían aceptado… y lo cierto es que eso sí le dolió un poco más: por lo visto, no era lo suficientemente guapo:

«Ben Barnes es un hombre muy atractivo y talentoso. En retrospectiva, no estoy enfadado con la decisión y creo que hizo un gran trabajo», aseguró el talentoso (y queridísimo) Peter Parker.

Aquí os dejamos el tráiler de aquella película:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Sensacine.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO