Scarlett Johansson es una de las celebridades más célebres del mundo de la celebrosidad (esta última palabra creo que me la he inventado). La cosa es que la actriz americana es una de las intérpretes más famosas de su generación (y una de las mejores de la misma) y, en la actualidad, cada película que toca, la convierte en oro.

La hemos visto en infinidad de papeles, pero puede que el más famoso sea el de Natasha Romanoff, la Viuda Negra del universo cinematográfico de Marvel. Y es que Scarlett ya es uno de esos inconos de la cultura popular, inalcanzable e inimitable… ¿o esto último no es tan cierto?

Y es que Kate Shumskaya, en estos últimos dos años, se ha convertido en una popular tiktoker gracias a su enorme parecido con Johansson. Si es que, cuando está caracterizada como Black Widow, puede que incluso os cueste distinguirla de la actriz original. Esta historia la hemos podido conocer gracias a @Eledetor, un tiktoker que ha resumido toda su historia en un magnífico vídeo que podéis encontrar en su canal.

Ella, al principio, hacía vídeos como cualquier otra persona que se une a TikTok: bailando, cantando y haciendo los típicos retos que ofrece la red social china. Nada más allá de lo que podría hacer cualquier. Pero es que claro, ahí la gente ya comenzó a quedarse maravillada con el gran parecido que compartía con la actriz.

La fiebre por la doble

Poco a poco ella se fue mimetizando con el personaje, disfrazándose de la Viuda Negra y realizando los típicos retos de la plataforma. De repente, los fans de Scarlett tenían a su doble siendo tiktoker y esto provocó que los seguidores y las visualizaciones de Kate no parasen de aumentar.

Llegó un punto en el que, viendo el éxito de su imitación, Kate empezó a hacer absolutamente todos sus vídeos caracterizada del personaje: desde pegarse un bailecito hasta comer. De hecho, uno de sus vídeos más vistos, con más de 20 millones de reproducciones, es uno en el que podemos verla comiendo sushi vestida del personaje. De locos.

Eso sí, su vídeo más viral, que cuenta con más de 70 millones de reproducciones, es el que hizo junto a Anastasyia Queen, una cossplayer famosa por su extremo parecido con la actriz Margot Robbie, quien da vida a Harley Quinn en la gran pantalla.





Y, entonces, comenzó la polémica

Kate se dio cuenta de que la mayor parte de sus seguidores eran hombres, por lo que comenzó a subir vídeos cada vez más ‘subidos de tono’, usando un traje escotado o lamiendo su pistola. Todo esto, por supuesto, disfrazada de Black Widow.

Esto llegó a su máxima expresión cuando Kate se abrió una cuenta de Only Fans. Ahí, como ya os podréis imaginar, ofrecía contenido mucho más subido de tono a los fans que quisiesen pagar por él… pero, a su vez, desató la ira de los fans de Scarlett Johansson, que no estaban nada contentos con el camino que estaba tomando su contenido.

La cuenta de Instagram @ScarlettCuties llegó a publicar un post en el que denunciaba los actos de Kate, asegurando que Scarlett se había pasado toda su carrera siendo sexualizada y acosada por su físico y que, precisamente lo que estaba haciendo Kate, era lo contrario al mensaje que pretendía mandar la actriz real a la que ella estaba imitando. Todo esto, además, sirviéndose de un personaje que podría ser muy empoderador para las mujeres.

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? ¿Qué pensáis de la polémica del Only Fans? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Eledetor.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO