Las redes sociales están llenas de historias extrañas que le ocurren a sus usuarios día tras día. Las mejores consiguen hacerse virales en aplicaciones como TikTok, Instagram o Twitter, donde muchas personas dan rienda suelta a su sentido del humor. La gente con mayor ingenio suele destacar en las redes sociales y eso hace que acumulen seguidores a punta pala.

La facilidad con la que muchos usuarios consiguen suplantar la identidad de otra persona en las redes sociales es una de las cosas que más preocupa a sus adeptos. Este tipo de situaciones pueden denunciarse tanto pública como legalmente y sus consecuencias no son pocas precisamente. En los últimos días, aunque con un toque de humor, una tuitera ha publicado lo que le ha ocurrido en Instagram.

«Hay una cuenta con fotos tuyas», le escribieron a Bibi

Bibi (@berribuni_) es una joven que se dedica a crear contenido para distintas aplicaciones o redes sociales y ha compartido con sus casi 55.000 seguidores algo que ha despertado muchas risas por parte de otros usuarios. La streamer escribió en la publicación: «Bueno me han enviado esto por si os lo queréis apuntar». Además, adjuntó dos capturas de pantalla con las que poder entender la historia.

En una de las capturas se podía leer que alguien le había puesto por un mensaje privado: «Oye, creo que hay una cuenta con fotos tuyas. No recuerdo el nombre porque al encararme me bloqueó, pero pude apuntar el número que había en la cuenta: 9133202800. Si lo buscas en Google creo que te dice a quién pertenece o te manda a la ubicación de la página. Para que lo busques si quieres».

Lo más sorprendente ocurrió cuando la joven decidió meter ese número de teléfono en Google para intentar saber qué es lo que estaba pasando. Bibi alucinó cuando descubrió que el teléfono que le habían mandado por privado correspondía, nada y nada menos que, al Museo Nacional del Prado. 

La publicación cuenta con más de 9.000 likes

Más de 9.000 personas dieron likes a la publicación y más de 600 usuarios decidieron compartir la historia que le había sucedido a Bibi. En los comentarios, hubo personas que aseguraron que se trataba de una broma que le habían hecho a ella, mientras otros dijeron que era una forma de piropearla y darle a entender que ella es una obra de arte que merece estar en un museo. 

Desde luego que en las redes acaban sucediendo las historias más locas y divertidas. Estaremos muy pendientes a Twitter, Instagram y TikTok para contaros todos los detalles de los virales más entretenidos. 





Por último, os recomendamos que sigáis el canal de YouTube de ‘Yo controlo’, donde encontrarás muchos vídeos divertidos hechos por nuestra compañera Sonia:

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Huffington Post

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO