Por desgracia, las relaciones tóxicas a veces están más a la orden del día que nunca. Las redes sociales son la excusa de muchas personas para dar rienda suelta a sus celos. Normalizar según qué conductas puede ser peligroso y puede llegar a hacer que tu relación se acabe convirtiendo en un tormento. Mantener una comunicación sana con tu pareja es una de las principales claves para que la relación sea duradera.

En las redes, muchas veces se viralizan pilladas de infidelidades, pero lo cierto es que la deslealtad no tiene nada que ver con aplicaciones como Instagram, TikTok o Twitter. El que es infiel lo es sin necesidad de hacer un mal uso de las redes. Otro tipo de pilladas comunes, aunque esto no significa que sea correcto, son las de un miembro de la pareja cogiendo a escondidas el teléfono del otro o de la otra.

Tú pareja NO tiene por qué conocer todos los detalles sobre tu vida pasada

A lo largo del tiempo se ha debatido mucho sobre si tu pareja debe saber todo de ti o no. Pues bien, gracias a un artículo del medio de comunicación Yasss hemos podido esclarecer bastante este debate. Una de las principales cosas que no debería conocer tu pareja son las contraseñas de tus redes sociales. Tus conversaciones son privadas y nadie tiene por qué saber su contenido sin que tú quieras que se sepa.

Tu pareja no debería saber cuáles son los secretos de tus amigos y los detalles sobre tu vida sexual o amorosa pasada, a no ser qué tú quieras contárselo por tu propia voluntad. Una de las cosas a tener en cuenta es que los detalles íntimos de tus exparejas les corresponden a ellos o a ellas, no a ti, y mucho menos a tu actual pareja. Que tu pareja sepa todas estas cosas no es símbolo de que le quieras más ni nada por el estilo.

Si tu pareja ha invadido tu intimidad y has sido víctima de que hayan cogido tu propio teléfono sin tu consentimiento, también existen una serie de consejos que podrías poner en uso de aquí en adelante. Lo peor que se puede hacer en estos casos es normalizar la situación, ya que esto no debería suceder nunca por ninguna de las dos partes implicadas en la relación.

CONSEJOS A TENER EN CUENTA

  1. Lo primero y lo más importante es no normalizar esta situación. Si quieres que tu relación sea sana, no se deben repetir estos comportamientos tóxicos.
  2. No deberías caer en la trampa de pagar con la misma moneda. Hazle entender que eso no está bien, ni para uno ni para el otro.
  3. Estás en todo tu derecho de poner distancia con tu pareja hasta que tengas claro lo que quieres hacer y cómo gestionar la situación.
  4. En caso de que decidas continuar con tu relación, es importante que dejes claro que no vas a volver a tolerar ese tipo de comportamientos.
  5. En caso de que necesites ayuda psicológica, pídela y ponte manos a la obra. Lo más importante eres tú y tu salud.

Por último, os dejamos con un vídeo muy interesante que te da consejos para desconectar del móvil. ¡Aprovecha tus días de vacaciones para ponerlo en práctica!





Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: YASSS

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO