La moda de los piercings y los tatuajes están en pleno auge: nunca antes, en las sociedades occidentales, la gente se había modificado/decorado tanto el cuerpo y, muy probablemente, en vuestra ciudad, no podríais recorrer dos calles sin cruzaros con un estudio de tatuaje.

Piercing Charlie Tahan GIF by FILMRISE

Toda esta tendencia estética tiene una gran cantidad de ventajas, pero también debemos ser conscientes de las desventajas y peligros que también puede comportar, sobre todo si no se realizan por profesionales cualificados.

Un piercing y una tragedia

Un ejemplo de lo que puede pasar si delegamos esta labor a un profesional es la historia de una joven brasileña de 20 años que, recientemente, ha fallecido a causa de las complicaciones de haberse realizado un piercing.

happy bart simpson GIF

Andressa Souza llevaba años queriéndose hacer un piercing en el labio y, tras mucho meditarlo, se lanzó a ello. Este es uno de los tipos de perforaciones más habituales y, por lo tanto, no habría motivo para preocuparse. Pero todo cambió cuando esa pequeña herida comenzó a infectársele.

Viaje a urgencias

Ella, poco a poco, empezó a notar cómo le escocía la zona de la perforación y, con los días, la cosa llegó hasta un punto en el que tuvo que irse a urgencias, donde acabó ingresada. Y es que, al pasar por cribaje, la derivaron directamente a la Unidad de Cuidados Intensivos: su estado era crítico.

Tuvieron que operarla de urgencias y acabó en coma durante un mes, del 5 de junio al 9 de julio. Por lo visto, la joven ingresó sufriendo fuertes dolores de cabeza y fiebres muy altas, y todo apuntaba a que la infección le había llegado al cerebro.

Lo primero que pensaron los médicos es que la joven estaba sufriendo de un caso de dengue, ya que había un brote por la zona, pero rápidamente se dieron cuenta de que se debía a una infección localizada en el piercing que Andressa se había realizado recientemente.





«Tenía la boca muy hinchada, no había cómo moverla. Estaba tan hinchada que no había cómo sacar el piercing», relata la madre a un medio local. Lo que no se esperaban de ninguna de las formas es que, de una ‘simple’ infección, se derivara una tragedia como la que finalmente vivieron.

La infección, que se originó en el labio, acabó pasándose a la sangre y, de ahí, al cerebro. Los médicos no pudieron hacer nada y esto acabó provocando la muerte de la joven cuyo cuerpo, tras un mes en coma, no pudo superar los daños colaterales de la infección.

Ahora, su familia ha decidido contar su historia para concienciar a la gente. Se desconocen las condiciones en las que se realizó el piercing, pero esto es algo que, con una correcta higiene en la zona de la herida, probablemente se habría podido evitar.

No dudéis en seguir nuestro programa de entrevistas ‘Yo controlo’ en Youtube como Cabrotv:

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta historia?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Crónica Global.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO