Paige Spiranac, a sus 29 años, es considerada por la revista Maxim como la ‘mujer más sexy del mundo’. Este título, que para muchas personas podría ser un motivo de máxima alegría, para ella se ha convertido en una auténtica maldición.

Recordemos que ella ha sido una de las deportistas más mediáticas de los últimos años. Debutó en el mundo del golf por todo lo alto y, a pesar de no haber podido arrancar como profesional, siempre se la ha relacionado con ese circuito. Además, su éxito en redes sociales es completamente arrollador y, solo en su perfil de Instagram, ya cuenta con más de 3.5 millones de seguidores.

La última vez que la vimos en un torneo fue en 2016, pero lo cierto es que nunca se ha dejado de hablar de ella. Es una habitual en los eventos deportivos, siempre como influencer invitada, y también presenta su propio podcast, Playing A Round with Paige Renee, centrado sobre todo en el mundo del deporte.

Muy contenta con su presente profesional

“Realmente soy capaz de amar quién soy y lo que estoy haciendo a través de la creación de contenido y siendo una persona influyente. Entonces, estoy feliz con cómo resultó todo. Desearía jugar al golf a un nivel más alto y haber logrado más, pero no cambiaría esto por nada del mundo”, aseguraba Spinarac en su entrevista para Maxim.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Paige Spiranac (@_paige.renee)

Pero harta del acoso que recibe

Esto sería todo bueno si no fuese porque, a raíz de esta publicación, Paige ha comenzado a recibir un montón de acoso a través de las redes sociales. No era algo que antes no le ocurriera, pero, con su encumbramiento en la lista HOT 100 de Maxim, la cosa ha ido a peor.

“Un hombre se me acercó y me pidió una foto y no le di mayor importancia. Pero luego comenzó a decir que le había estafado 10.000 dólares y empezó a amenazarme. Fue una situación realmente aterradora. Resulta que este hombre fue estafado por un perfil falso que alguien creó y tenía un número falso, estaba desquiciado”, explicó ella en su podcast.

“Llevo un tiempo lidiando con estos problemas de seguridad y en los últimos dos meses la situación ha empeorado cada vez más. Tengo mucho miedo y no salgo de casa. Empiezo a sentir que vivo en una burbuja, y es algo que nunca había experimentado», detallaba la deportista.





Finalmente, Paige asegura vivir sumida en una constante paranoia que está mermando su paciencia: «No sé quién está ahí fuera, quién me sigue, quién me acosa. Sé que mucha gente dice, ‘bueno, eso es parte de tu trabajo’. No, no debería”, zanjaba.

No dudéis en seguir nuestro programa de entrevistas ‘Yo controlo’ en Youtube como Cabrotv:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto?

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: As.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO