Las reseñas consiguen captar mucha atención en las redes sociales. Dar la opción a los clientes de opinar abiertamente sobre un local al que asisten hace que a veces se den las situaciones más disparatadas. El cliente no siempre tiene la razón y en mucha ocasiones la historia cambia por completo si conocemos la versión del restaurante o del bar. Esto es lo que ha sucedido con una reseña que ha levantado muchas ampollas.

La cuenta de Twitter @SoyCamarero se ha hecho eco en su perfil de una mala reseña que un cliente puso a un local de hostelería. El comentario ha enfadado tanto a los trabajadores del establecimiento que no han dudado en contestar aportando su versión de los hechos, que dista mucho de lo que primeramente se dio a conocer. Esto ha dado pie a un debate que ha encendido por completo la red social del pajarito.

«No volveremos nunca», escribió en la reseña

Una familia se encontraba tomando unas cervezas en un bar en el que también se podía comer. A los niños del grupo se les antojó pizza del local de al lado y la familia decidió comprarles una pizza para que se la comiesen donde estaban tomándose la cerveza: «Le explico que los niños querían pizza y a pesar que no ponen en ningún sitio que no se puede consumir comida de otro local nos insinúa que nos la comamos en el parque de al lado».

Los clientes pidieron cinco cervezas y la comida la encargaron en su total al sitio que se encontraba pegado al bar. «Unos sinvergüenzas y maleducados, no volveremos. No se os ocurra ni pedirles el piscolabis al local de al lado, igual os crucifican. No volveremos nunca», terminó diciendo en la reseña. Lo ocurrido fue aclarado posteriormente por el responsable del negocio, una versión que aparentemente es mucho más lógica que la del cliente.

Cuando el local contestó a la reseña, nos encontramos con que los hechos habían sucedido de manera algo distinta: «El nuestro es un restobar, o sea que servimos comida. Hay diferencia entre unos trozos de pizza para los niños y una pizza entera en la mesa y que todos coman, comprendido los mayores».

«Gracias por dejar toda la basura en la mesa y en el sueño», añadió el local

Por si fuera poco, el local descubrió que los clientes habían increpado los trabajadores del local y terminaron diciendo: «PD: Gracias por dejar toda la basura en la mesa y en el suelo al iros». Además, aclararon que los 12€ que se les cobraron fueron por cinco dobles de cerveza y una botella de agua, una cantidad nada desorbitada.

Cuando @SoyCamarero publicó los dos mensajes, le preguntó a sus seguidores por su postura sobre comer comida en un bar de otro local. Entre los comentarios hubo todo tipo de opiniones al respecto. «Nunca, si quieres comida de otro local, te trasladas», dijo un usuario, mientras otro escribió: «En el bar que trabajo, somos buenos vecinos: la gente puede comer lo de al lado siempre y cuando ordenen algo de acá y viceversa».





Por último, os dejamos con un vídeo muy divertido de una escena protagonizada por Mr. Bean. ¡El cómico va a comer a un restaurante y la lía!

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Huffington Post

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO