Hablar de celos siempre es complicado. Es curioso ver cómo una simple palabra es capaz de generar tantos problemas, conflictos y desgracias y, precisamente por eso, lo mejor es hablar de ella, darle vueltas y reflexionar con tal de entenderla mejor, para que no nos pille desprevenidos y, dentro de lo posible, evitar sus efectos.

Tener celos, hasta cierto punto, podría considerarse como una emoción natural. Por lo general se asocia a lo romántico, pero lo cierto es que podemos sentirlos en el ámbito familiar, de nuestras amistades y hasta con los juguetes con los que jugamos en la hora del recreo.

Ahora, una cosa es que pueda ser más o menos normal sentirlos, y otra muy diferente es que no sepamos controlarlos y dejemos que estos nos controlen. Es entonces cuando la situación se vuelve tóxica y problemática (en le mejor de los casos).

Ahora vamos a ver cinco situaciones límite que nunca debemos sobrepasar con el tema de los celos; unas líneas rojas que no debemos cruzar jamás con nuestra pareja (ni con nadie en general).

adult swim hug GIF by HULU

Es muy probable que, si somos personas celosas, brotemos cuando percibamos (probablemente de forma errónea) que nuestra relación corre peligro. Es entonces cuando empezamos a tener pensamientos irracionales, como compararnos con las relaciones previas de nuestra pareja y surgen las conductas tóxicas, enfermizas y peligrosas. ¿Qué NO hacer nunca? Pues vamos a verlo.

Invadir la privacidad de nuestra pareja

La intimidad de una persona es sagrada y cualquier cosa que vaya en esa dirección debe evitarse. Revisarle el teléfono móvil, obligarle a que te dé sus contraseñas, decirle a quién puede seguir o no en redes sociales… todo este abanico de conductas son una forma de violencia hacia nuestra pareja.

Aisha Dee Love GIF by The Bold Type

Atacar a terceras personas

Sentir celos de que nuestra pareja hable con otras personas es algo que está terriblemente mal. Pero es que, aunque de verdad nuestra pareja ‘tontee’ con otra persona, a la que deberemos pedirle responsabilidad es a ella, nunca a la tercera persona en discordia. Desquitarnos con alguien que no tiene culpa de nada es, nuevamente, una forma de exteriorizar nuestras inseguridades y caer en prácticas tóxicas.





Nada de prohibiciones

Jamás deberemos hacer nada parecido a una prohibición. Una relación es llegar a concesos y, si esos consensos se rompen, podemos hablarlo y, en el peor de los casos, romper la relación. Pero jamás comportarnos como si nuestra pareja fuese de nuestra propiedad. Muchas veces, ante los celos, las parejas ceden y aceptan prohibiciones como ‘no hablar con X persona’ o ‘no salir de fiesta si no es en pareja’… y esto es terrible. Es una forma de perder por completo la independencia como persona.

Couple Love GIF by Hollyoaks

Cuidado con la dependencia

No debemos meternos en la intimidad de nuestra pareja, pero también debemos conservar la nuestra. Si vivimos obsesionados con todo lo que hace (o deja de hacer) la otra parte, puede que caigamos en una tóxica dependencia emocional. Ya no salimos con nuestras amistades porque queremos estar todo el rato al lado de nuestra pareja, en parte para compartir con ella, pero también como una forma de mantenerla vigilada. Lo mismo puede pasar con nuestro trabajo, estudios o familia.

Las faltas de respeto, los insultos y las agresiones

Lo primero es dejar claro que todo lo que hemos descrito anteriormente son formas de agresión… y es que estas no tienen por qué ser solo físicas, ya que pueden ser también emocionales. Si, presos de los celos, agredimos a nuestra pareja de cualquier forma, habremos cruzado una línea que ya no tiene vuelta atrás.

couple GIF

Insultarla, romperle el móvil, encerrarla en casa o agredirla físicamente; cualquiera de estas cosas que le hagamos a nuestra pareja tiene un solo nombre: maltrato. Hay que dejar la relación al momento y buscar ayuda profesional antes de que la cosa pase a un terreno legal.

No dudéis en seguir nuestro programa de entrevistas ‘Yo controlo’ en Youtube como Cabrotv:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Yasss.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO