Google y Tripadvisor se han convertido en herramientas de lo más útiles para los amantes de la gastronomía. Ahora, con solo echar un vistazo, podemos conocer algunas de las experiencias de clientes que han visitado locales que pueden interesarnos. El problema de todo esto es que, en ocasiones, nos topamos con reseñas que parecen hechas por personas que solo quieren ver arder el mundo.

Ya os hemos traído anteriormente críticas completamente surrealistas hechas a restaurantes, pero es que la de hoy creo que se lleva la palma… y por mucho. Y es que pocas veces hemos leído algo tan absurdo como lo que podréis leer a continuación.

La absurda y extraña reseña la compartió la cuenta de Twitter @Camareroleones: «El cliente siempre tiene la razón. El cliente:”, ironizaba el tuitero acompañando a una captura de pantalla en la que podíamos ver la surrealista crítica.

Surrealistamente decepcionado

“Llegué al restaurante muy ilusionado, ya que me lo habían recomendado, pero todas mis ilusiones se vinieron abajo”, comenzaba la crítica. Pero ya, con la primera de sus quejas, podemos ver de qué pie cojeaba esta persona: “para empezar, cuando estábamos entrando, había un señor pidiendo limosna en la misma puerta al cual le tuve que dar 3 euros, ya que me empezó a mirar de una forma extraña”.

Customer Service GIF by SpongeBob SquarePants

Además del tema de la limosna, por lo visto, también tuvo que encontrarse con otras cosas igual de ‘dramáticas’: “Después cuando nos sentamos les pedí por favor que me trajeran los platos y los cubiertos de color azul, porque el azul me relaja, me dijeron que no tenían y tuve que cubrir los tenedores de papel para no tocarlos con mis manos”, señaló el descontento cliente.

El cliente, por lo visto, estaba contento con la comida… pero no así con los colores de la vajilla o del uniforme de los camareros: “La comida estaba bastante bien, la verdad, aunque debo decir que no me gusto nada que los camareros llevaran uniformes negros”.

La publicación ha sido todo un éxito y, en este preciso momento, ya roza los 30.000 me gusta y acumula cientos de comentarios que van en una misma dirección: flipar en colores. “¿El cliente era Jack Nicholson?” o «Ahora mismo salgo a mirar mal a la gente. A una media de 3 € por malmirado/a, me saco una pasta gansa» son solo algunas de las cosas que se han podido leer.





Muchas personas también aseguran que esto sí o sí tiene que tratarse de una broma de mal gusto, pero lo cierto es que ya hemos visto tantas situaciones similares, que creemos que cualquier cosa es posible.

Esta surrealista historia nos ha recordado a los famosos gags de Mr. Bean:

A vosotros, ¿qué os ha parecido todo esto? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño. 

Fuente: La Vanguardia.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO