Ana de Armas y Ben Affleck fueron una de las parejas de 2020. Cuando nadie se lo esperaba, justo antes de que empezase la terrible pandemia que nos asoló durante tanto tiempo, estos dos empezaron una bonita relación sentimental que fue breve, sí, pero también de lo más intensa.

Ambos se conocieron en 2019 rodando la película ‘Deep Water’ y, por lo visto, lo que era un tóxico amor en la ficción se tradujo en un bonito romance en la vida real. Ambos empezaron a llenar titulares y, de un día para otro, se convirtieron en la pareja más observada del planeta… hasta el invierno de 2021, cuando la relación llegó a su fin. En ese momento y según publicó la prensa del corazón estadounidense, la ruptura se debía a que ambos «estaban en diferentes momentos de sus vidas”.

Se rompe el silencio

Desde entonces, tanto Ben como Ana se habían mantenido en total silencio respecto a la ruptura. Se conocía más o menos el motivo de la misma, pero ninguno de los dos había confirmado ni desmentido nada… hasta ahora.

Y es que la actriz de 34 años, en una reciente entrevista para la revista ‘Elle’, ha recordado (y confesado) cuál fue uno de los motivos principales que propició esa ruptura. Y es que, como uno podría imaginar, uno de los factores que más peso tuvo a la hora de tomar caminos separados fue el brutal acoso de la prensa y, en particular, de los paparazzis de Hollywood.

“Fue una de las razones que me hizo marcharme. Fue horrible. Empezó a ser un poco demasiado. No hay escapatoria allí, no hay forma de salir”, recordaba de Armas con malestar.

Y es que, si algo queda claro de su entrevista, es que no guarda un muy bien recuerdo de la ciudad de Los Ángeles: “Es una ciudad que te mantiene ansiosa. Siempre sientes que te falta algo, algo que no está. A veces me gusta vivir en los Estados Unidos, pero en otras echo de menos Europa”. “Pasar por la ruptura confirmó lo que yo pensaba. Este no era el sitio para mí”, asegura la actriz.

Una mujer de ningún sitio

Y es que, recordemos, ella es ahora mismo una de las mayores estrellas de Hollywood. Recientemente ha estrenado ‘El agente invisible’, la película más cara de la historia de Netflix, y también ha participado en la saga de James Bond y pronto dará vida a Marilyn Monroe en un biopic que ya huele a Oscar.





A pesar de eso, Ana prefiere mantenerse algo alejada de la parte más ‘dura’ de la industria y, en la actualidad, vive en Nueva York junto a su pareja, Paul Boukadakis, ejecutivo de Tinder.

Y es que Ana, por lo visto, tiene un gran problema a la hora de sentirse ‘como en casa’: “A veces siento que no soy parte de la comunidad de artistas cubanos, y luego estaba en España y siento que no soy parte de la comunidad de allí. Y luego estoy aquí, y siento que todavía no estoy allí. Apenas conozco a nadie”.

Aquí os dejamos el tráiler de ‘Blonde’:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: As.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO