‘First Dates’ es un programa en el que la gente acude para encontrar el amor (al menos, en la teoría). Para eso, cada persona tiene un criterio diferente: hay quienes se fijan más en el intelecto, mientras que otros dan más importancia al sentido del humor o el físico. Y es esto último lo que nos trae hoy hasta aquí gracias al ‘descubrimiento’ del tuitero @ftrooper2008, que viralizó esta cita.

Carmen fue una de las mujeres que acudió la semana pasada al restaurante más famoso de la televisión para encontrar a su ‘alma gemela’. Ella llegó con muchas ganas, pero al cruzar las puertas del establecimiento, quedó completamente decepcionada con lo que vieron sus ojos.

Empezar con muy mal pie

Ella, nada más ver a su cita, que la esperaba en la barra, tuvo claro que no quería continuar con la velada (de hecho, no quería ni comenzarla). Y es que, nada más entrar, cuando Sobera le preguntó si le gustaba lo que veía, ella respondió «No» sin pensárselo dos veces.

«Sois unos canallas, no es para nada mi prototipo», aseguró ella, ya sentada en la barra y ante los intentos de los presentes por convencerla de que le diese una oportunidad a Luis que, en ese momento, no sabía dónde meterse.

Y es que él llegó a ‘First Dates’ con la mejor de las actitudes. Aseguró ser una persona muy divertida y graciosa, que siempre anima las reuniones de amigos. También contó que nunca había tenido mucha suerte en el amor, por lo que jamás había experimentado lo que era tener una relación larga. Y parece que, al menos de momento, la cosa no va a cambiar demasiado.

La cuestión es que Carmen tenía más que claro que, al menos en lo que al físico se refería, no le gustaba en absoluto Luis, y se lo hizo saber con no demasiada delicadeza: “Mi prototipo es más como él [refiriéndose a Matías]”, expresó. «¿Para esto me habéis hecho venir?», reclamó visiblemente molesta antes de dejar claro que no pensaba continuar con la cita: “No quiero ser maleducada, pero no voy a cenar contigo”.

Rechazo sin piedad alguna

«Yo no he pedido eso a los Reyes, he pedido otra cosa», aseguraba ella en el confesionario. Y es que la cosa llegó hasta un punto en el que el presentador le pidió que «dejase de machacar» a Luis. «Es que me sienta mal decirle que no quiero cenar con él», aseguraba ella.





“Si solo te fijas en un físico y no conoces a la personas, igual te estás perdiendo al amor de tu vida”, aseguró él en privado. “Tengo muy claro lo que quiero y no estoy para perder el tiempo” zanjó ella antes de marcharse del restaurante apenas un par de minutos después de haber entrado.

Aquí os dejamos con la cita completa:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta situación? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Cuatro.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO