Rocío Flores, cuando menos te lo esperas, consigue colocarse como la protagonista del día gracias a alguna noticia, aparición pública o foto… y exactamente esto último es lo que ha pasado hoy (como ya habréis leído en el título, por lo que intentar jugar con le misterio es absurdo).

Recordemos que ella consiguió mucha notoriedad en 2019, cuando acudió a los platós de Telecinco para defender a su padre, Antonio David Flores, que participaba en ‘GH VIP 7’. A la gente le encantó la naturalidad de la joven y, a partir de ese momento, la tuvimos hasta en la sopa.

La hija del expolicía y Rocío Carrasco, incluso, participó en ‘Supervivientes 2020’ y, a partir de ese momento, su popularidad no hizo más que crecer… hasta que, hace cosa de un año, Telecinco publicó el documental ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’. Ahí se exponían los ‘trapos sucios’ de Antonio David, pero también de Rocío Flores, quien pasó de heroína a villana de la noche a la mañana (al menos, en lo que a la opinión pública se refería).

La cuestión es que la colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa’ sigue gozando de una gran popularidad en redes sociales, donde solo en Instagram cuenta con más de 800 mil seguidores con los que, como ya habréis visto si la seguís, comparte algunos de los aspectos más relevantes de su vida.

Pero la noticia de hoy es que, desde que la vimos en ‘Supervivientes 2020’, rocío no había posado en bikini en público… hasta ahora. Hoy mismo hemos podido ver a la televisiva protagonizando la portada de la revista ‘Semana’ y, como podréis ver más abajo, no se corta a la hora de lucir un espectacular bañador asimétrico sentada al borde de una piscina (esperemos que llena de agua).

Como para la mayoría de los concursantes de ‘Supervivientes’, su paso por el programa supuso un cambio físico impresionante. Perdió un montón de peso y, desde entonces, según ella misma ha contado, ha intentado mantenerse en un peso con el que se siente cómoda.

También cabe destacar que, a lo largo de estos años, se ha realizado varios retoques estéticos, como una operación de pecho y, más recientemente, una liposucción. Ahora, tras varios meses de espera, podemos ver el resultado final de todo este proceso de cambio físico.





 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Revista SEMANA (@semana_revista)

Según cuenta Rocío en esa misma entrevista, ella está de lo más contenta con su nuevo aspecto. «Me quiero a mí más que nunca», asegura la mediática joven. «Lo he pasado mal, pero estoy muy cerca de ser la mujer que quiero ser», señala la pequeña de la familia Flores en referencia a todas las polémicas que la han acompañado estos últimos años.

Os animamos a que sigáis a Rocío en Instagram como @rotrece donde publica vídeos como este posando con un bonito vestido:

A vosotros, ¿qué os ha parecido toda esta historia? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Mundo Deportivo.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO