En esta página ya os hemos hablado muchas veces las cómo, en ocasiones, la gente se obsesiona por cuestiones que pueden rozar el trastorno mental. Trazar una línea con esos temas es muy complicado, pero lo cierto es que no en pocas ocasiones, hay personas que ponen su vida en peligro por perseguir un objetivo que podría parecer ‘disparatado’. Algo parecido a esto fue lo que le pasó al protagonista de nuestra historia de hoy.

Fran Mariano es un argentino que, en este preciso momento, ya se ha sometido a 30 cirugías estéticas para parecerse (o, más bien, para ser igual) a su ídolo: el cantante puertorriqueño Ricky Martin.

Todo comenzó cuando se propuso bajar de peso. Él sufría de un notable sobrepeso, pesando unos 173 kilos cuando decidió iniciar el cambio. Por aquel entonces entró en un reality show de la televisión argentina y ahí perdió 92 kilos, cosa que cambió su vida para siempre.

El principio del cambio

“Me hice la dermolipectomia y tres lipos, pero ahí hay una línea delgada porque cuando bajas de peso quieres estar mejor que antes y viene la metamorfosis”, explicó Mariano en una entrevista recogida por el medio TN.

“Hubo un montón de operaciones en mi cara. Me hice la nariz, el mentón, los labios. Me quería parecer a Ricky Martin, pero la verdad es que quedé más guapo que él”, añadió él en aquella entrevista.

Su historia es como la de muchas otras personas que han transitado ese camino: empiezan con pequeños retoques y se van dejando devorar por la obsesión hasta el punto de que quieren cambiar su físico por completo, normalmente para asemejarlo a una celebridad (el conocido como Ken Humano es uno de los ejemplos más famosos de esto).

La pregunta de oro: ¿por qué Ricky Martin?

Mariano se fijó en la cabeza que haría todo lo posible por lucir irreconocible y, respecto a por qué escogió el aspecto del cantante de ‘Canción bonita’, él aseguró que fue porque pensó que, luciendo así, la gente le haría más caso que con su aspecto ‘original’.





“En ese momento no tenía la distinción de decir ‘tengo que ser yo en mi mejor versión’. Pensé en quién le gusta a todo el mundo y es cierto que la gente me decía que me parecía un poco. Entonces yo me la creí“, explicó en aquella ocasión.

Aquí tenéis el antes y después

A pesar de que él asegura estar de lo más contento con sus cambios, también reconoce que en algún momento temió por su salud. “De hecho tengo una pequeña parálisis porque me rompió un nervio cuando fui a operarme la nariz y el mentón“, aseguró.

Por último, os dejamos parte de una entrevista que le hicieron en Ciudad Magazine y que podéis ver al completo en este enlace:

A vosotros, ¿qué os ha parecido la historia de Fran? ¿Qué pensáis de este tipo de cuestiones? 

Si os ha gustado este artículo recordad que más abajo podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño.

Fuente: Upsocl.

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO